Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Tarta de fresas con yogurt griego sin horno. Postre super fácil

  • 8 personas
  • Preparación fácil
  • 0,5 €/persona
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
Receta de tarta de fresas con yogurt

Ingredientes

  • 200 g. de mantequilla de buena calidad
  • 1 cucharada sopera de azúcar blanquilla
  • 1 paquete de galletas a vuestra elección.
  • 1 cucharada (de las de café) de canela.
  • Para la crema: 4 yogures griegos azucarados de 125 g.
  • 1 kg de fresas o fresones.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 cucharada (tipo postre) de canela en polvo y 1/2 vaso de leche entera (150 ml. aprox.)
  • 1 sobre de Pronagar (4 g.), si no es esta marca, necesitaréis 6 g. de Agar Agar en polvo.
  • Para la cobertura: 1/2 bote de vuestra mermelada preferida (200 g.), 5 cucharadas de agua y 2 g. de Pronagar (3 g si es agar agar de otra marca).

Hace una semana os explicaba una receta bien sencilla, fresas con yogurt griego y caramelo. Como seguimos en temporada de fresas, y es una de mis frutas preferidas, pensé en hacer otro postre similar en sabor pero con una textura diferente. Tampoco tenía mucho tiempo para prepararlo así que he fusionado dos recetas, las fresas con yogurt con la tarta de limón. El resultado… una tarta de fresas que apenas duró 10 minutos encima de la mesa. Y no me extraña, imaginaos un trozo de tarta delicioso, suave y esponjoso, casi como un mousse pero sin las calorías.

Este es un postre para gente “con alergia a la cocina”, fácil y bastante rápido, casi tanto como la tarta de fresas sin horno, una versión similar pero con gelatina, que os recomiendo si no encontráis agar agar para esta tarta. Además es muy económico pues vamos a emplear fruta de temporada, pero podéis cambiarlas por la que más os guste, estoy pensando en una futura tarta de mango con cobertura de miel y higos… si necesitáis ideas podéis curiosear en el calendario de temporada.

Recordad que las fresas deben ser buenas y sabrosas, no de estas que no saben a nada. Esta fruta es la primera en madurar en primavera y a mí me encantan con especias, además del consagrado azúcar, aunque también os recomiendo que las toméis solas ya que son muy beneficiosas para la salud. No hay excusa, tenéis que prepararla sí o sí.

Preparación de la base de galleta

  1. Untamos una capa muy fina de mantequilla en el molde. Derretimos el resto de la mantequilla usando el microondas, así es más rápido. Con la picadora trituramos las galletas. Si no tuvieses picadora, en un trapo de cocina echamos las galletas, envolvemos y las machacamos con una cuchara o algo pesado, no queda tan fino pero sirve igual, debería de quedar como si fuese pan rallado.
  2. Mezclamos la mantequilla derretida con el azúcar y la canela con unas varillas manuales o una batidora. Añadimos todo por encima de las galletas trituradas, distribuimos y repartimos por la base de un molde desmontable. Presionamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos. Y la introducimos a la nevera durante 1/2 hora.

Preparación de la crema de fresas paso a paso

  1. Debemos elegir aquellas fresas que estén maduras y que aporten sabor. Lavamos muy bien la fruta para retirar posibles restos de sulfatos o suciedad y cortamos en trozos pequeños o láminas.
  2. Elegimos un recipiente grande para mezclar las fresas con una cucharadita tipo postre de canela y una pizca de cardamomo. Abrimos la vaina de vainilla  y sacamos las semillas, añadimos todo al recipiente elegido. Si no os atrevéis con alguna de estas especias, sencillo, no se las echéis. Mezclamos todo muy bien para que se junten los sabores.
  3. Elegimos el yogurt griego que más os guste, si ya va azucarado no hace falta añadir azúcar en el anterior paso. Batimos todo hasta que quede como un batido de fresas.
  4. Ahora viene el paso más importante, ponemos en un cazo la leche entera y los 4 g de Pronagar sin dejar de remover con unas varillas, no lo hagáis con una batidora pues se pueden crear burbujas que no os interesan (lo digo por experiencia). Hervimos 2 minutos, apartamos del fuego y añadimos al batido de fresas y con las mismas varillas y a mano juntamos hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa. El agar agar nos ayudará a dar consistencia y que no baje cuando enfríe, pero a la vez queremos que quede esponjoso.
  5. Una vez que tenemos la crema lista la añadimos poco a poco sobre la base de galletas que esté fría e introducimos en la nevera con cuidado durante 1 hora hasta que toda la crema esté firme.

Preparación y montaje de la cobertura

  1. Si tenéis confitura ya hecha mucho mejor, yo antes preparaba una de moras en verano que estaba deliciosa pero esta vez he usado una mezcla de mermelada de frutos del bosque y fresas. Las 2 muy ricas, elegid la que más os guste.
  2. Echamos en un cazo la confitura o mermelada y 5 cucharadas de agua. Calentamos de manera suave hasta que se forme un sirope. Apartamos del fuego y añadimos el agar agar, removemos con una varillas para juntar con la confitura, una vez que espese, la añadimos al mismo recipiente donde esta la tarta de fresas ya fría, echamos el sirope de manera homogénea (como está líquido es bastante fácil). Y otra vez a la nevera durante una media hora, debe estar muy fría para su degustación, de rechupete, ¡vamos!

Ya véis que es un postre rápido y muy barato: 0,5 euros la ración. Os animo a que lo preparéis en casa y lo desgustéis con vuestra madre, pareja, familia, amigos… La receta es sencilla y está explicada paso a paso, pero si véis que falta alguna cosa o que podéis aportar ideas no dudéis en dejar un comentario en nuestra fanpage de Facebook o enviarme un mail a elcocinero@recetasderechupete.com

Consejos y recomendaciones

¿Qué es el Agar agar? Curiosidades.

  • Muchos de vosotros/as me habéis comentado por mail que no encontráis Agar Agar en vuestros establecimientos habituales. Es importante que empleéis este ingrediente para esta tarta, porque sino el resultado no será bueno, y no quiero que os enfadéis si no sale la receta. Si no lo encontráis os recomiendo esta tarta de fresas, que es muy similar a esta en sabor y en la que empleo gelatina de fresas y gelatina neutra. Como podréis ver, la base y la cobertura es casi igual. La crema es un poco menos cremosa pues empleo leche sustituyendo el yogurt cremoso de esta, pero la potencia de sabor a fresas es la misma. 2 opciones para la misma tarta.
  • En la anterior receta de Tarta de limón me habéis hecho un montón de preguntas por mail y en facebook, he recopilado un poco todas las respuestas y os aclaro qué es este ingrediente y que propiedades tiene. Me he apoyado mucho en la información de la marca que he empleado, Pronagar.
  • ¿De qué está hecho? El agar-agar en polvo es de elevada pureza, obtenido exclusivamente del alga roja Gelidium (lleva también otros siete tipos de algas, entre las cuales se encuentran: Euchema, Gracilaria, Pterocleda, Ceramium y la Gigartína), la mejor es la que viene casi en su 100% del alga Gelidium, es capaz de formar una gelatina vegetal transparente muy rica en fibra soluble (94,8%) y minerales.
  • ¿Para qué se emplea? Se utiliza para espesar y gelificar alimentos, con un poder de gelificación 10 veces superior al de las gelatinas de origen animal sin añadir ningún sabor ni olor. Es muy beneficiosa para la salud y desde hace cosa de un mes es lo que empleo en mi cocina en sustitución de las famosas gelatinas, porque es fácil de usar y sirve tanto para platos en frío como en caliente (además apta para celiacos pues no tiene gluten).
  • ¿Cómo hacen para obtener Agar agar? Hierven estas algas, lo congelan y descongelan, el líquido resultante lo filtran, lo decoloran y liofilizan, quedando convertido en una materia seca. Al añadir un líquido caliente al agar agar deshidratado, se forma una masa que cuando se enfría se vuelve gelatinosa.
  • ¿Cuáles son sus propiedades más importantes? Es soluble en agua a 120°C, se puede disolver a bajas temperaturas, al contacto con agua fría se hincha y puede aumentar hasta 30 veces su volumen, no aporta sabor ni aroma y carece de color, gelifica entre 35°C y 43°C y se derrite entre 85°C y 95°C, no aporta calorías.
  • ¿Por qué emplear Agar agar en vez de la famosa gelatina de pescado neutra? Es una gelatina y espesante 100% natural, muy nutritiva, con grandes propiedades digestivas ayudando a eliminar residuos del estomago y del intestino, regula el estreñimiento, disuelve el colesterol, es ideal para las dietas de adelgazamiento, por su poder saciante y su bajo aporte en calorías.
  • ¿Cuál es su precio? Ronda entre los 3,25 € y los 4 €. La encontrarás en cualquier gran superficie tipo Carrefour o tiendas especializas de productos ecológicos. Os recomiendo la marca Pronagar pues es más fuerte que otras que he probado, en caso de emplear otra marca, debéis añadir un 20% más de la cantidad que os he recomendado.
  • Suele tener una duración de 3 años así que no dudéis en comprar Agar agar y tenerla siempre a mano en casa por si queréis hacer este postre, gelatinas y salsas calientes o frías. Su combinaciones y empleo son infinitas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas