Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Roscos fritos. Receta de Semana Santa

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos
roscos fritos

Info.

Ingredientes para Roscos fritos. Receta de Semana Santa

  • 650 gr. de harina de repostería
  • 200 ml. de leche entera (16 cucharadas)
  • 300 gr. de azúcar (16 cucharadas)
  • 240 ml. de aceite de oliva (16 cucharadas)
  • 12 gr. de levadura química en polvo (2/3 de un sobre)
  • 3 huevos (tamaño M)
  • Cáscara/piel de un limón pequeño
  • Azúcar blanco (rebozado final)
  • Aceite de girasol, para la fritura

Roscos o rosquillas fritas. Receta de Semana Santa. Si la época de Cuaresma está llena de recetas sin carne, la Semana Santa está a su altura en cantidad de recetas de postres. Por toda España podemos encontrar multitud de recetas, según la gastronomía típica de cada zona y muchas de ellas las encontraréis en el blog.

Revisando un poco he comprobado que aún me quedan unas cuantas por hacer, y entre ellas los Roscos Fritos. Un dulce muy típico de Andalucía en esas fechas similar a las rosquillas fritas gallegas, aunque me consta que se preparan durante todo el año, sobre todo cuando hay alguna celebración en casa. Junto a las torrijas y los pestiños, podemos decir que forman parte de un triunvirato de postres de sartén. Al ser tan populares, las variaciones de la misma receta son incontables, cambiando detalles según cada zona o cada casa.

Como pasa con muchas recetas andaluzas, el origen de estos roscos o rosquillas de Semana Santa se sitúa en la cocina árabe, que tantos siglos estuvo presente en Andalucía. En los ingredientes veréis que aparecen “cucharadas” en las cantidades. Esto es porque la receta me la pasó una buena amiga cordobesa, escrita en un papel y según las indicaciones de su madre. Más casera no puede ser entonces. He pasado las cucharadas a gramos y mililitros para que os sea más fácil. Animaros con esta receta y alegrad un poco esta Cuaresma de Semana Santa.

Preparación de los Roscos fritos de Semana Santa

  1. Pelamos el limón, cuidando de que no lleve parte blanca, que daría amargor. En una sartén, echamos el aceite de oliva, y freímos la corteza de limón. Para aromatizar el aceite. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
  2. En un bol grande, batimos los huevos, añadimos la leche y mezclamos. Poco a poco vamos echando el azúcar, al mismo tiempo que mezclamos con unas varillas. Finalmente, añadimos el aceite aromatizado y la levadura. Mezclamos de nuevo.
  3. Toca el turno ahora de la harina, que echamos poco a poco. Primero mezclamos con un tenedor y más tarde, cuando se va haciendo más gruesa, seguimos con las manos (espolvoreadas con harina).
  4. Pasamos la masa al mesado enharinado y vamos amasando con las manos. Añadimos harina si la masa nos “la pide”, hasta conseguir que sea consistente, lisa y maleable.
  5. Ponemos a calentamos abundante aceite de girasol en una sartén alta. Como os dije, la temperatura debe de ser caliente pero en un punto intermedio. Si está muy caliente se dorarán muy rápidamente pero estarán crudos por dentro.
  6. Untamos las manos con un poco de aceite de girasol. De la masa, vamos sacando bolitas, que luego damos forma de rosco, con un hueco en el centro. Otra manera sería hacer un rulo y luego unir los extremos.
  7. Con el aceite en su punto, vamos friendo roscos de cuatro en cuatro, para no bajar la temperatura. Probad primero con un par de ellos. Una vez fritos, abridlos por la mitad y comprobad que están tiernos por dentro (que no crudos).
  8. Freid los roscos sobre 8/10 minutos, dándole la vuelta varias veces, para que se hagan bien por toda su superficie. Vamos retirando los roscos, y los colocamos en una plato/fuente con papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante.
  9. Seguidamente, antes de que enfríen del todo, los rebozamos en azúcar blanco para darle el toque final. También podéis hacer una mezcla, mitad y mitad, de azúcar blanco y canela. Esto según gustos.

Y recordad que el secreto de este dulce es una buena fritura, tal como hacen en Andalucía. La receta en sí es muy fácil, que hasta la podréis hacer esta Semana Santa con los más peques de casa. Si os gusta esta receta no dejéis de visitar nuestro especial de postres y dulces de Semana Santa y Pascua, encontraréis un montón de ideas para hacer estos días.

  • En su preparación utilizaremos aceite de oliva suave, para que no le dé demasiado sabor a aceite. Y por la misma razón, la fritura la realizaremos con aceite de girasol.
  • Una de las claves va a ser la temperatura del aceite, que debe de estar caliente pero sin pasarse, entre 150-160º C exactamente, para los que disponéis de un termómetro de cocina.
  • Podéis freír un par de ellos al principio y luego ya le cogéis el punto al resto. Como otros postres de fritura, os recomiendo consumirlos en el mismo día de preparación. Pero bueno, si os sobran, también se conservan bastante bien dentro de una caja metálica (por ejemplo las de galletas).

Si aún así no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso en fotos de esta receta de los roscos de Semana Santa para que os salgan sí o sí.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *