Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Tarta de queso

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto
tarta de queso fácil

Info.

Ingredientes para Tarta de queso

  • 25 galleta tipo desayuno (vuestras preferidas)
  • 100 g de mantequilla
  • 200 ml o 260 g. de leche condensada
  • 1 sobre y medio de gelatina neutra Royal (15 g)
  • 300 g queso cremoso tipo Philadelphia
  • 200 ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de azúcar para montar la nata
  • Agua caliente para diluir la gelatina 300 ml.
  • 200 g de confitura de frambruesas o de vuestra mermelada preferida.

Receta de tarta de queso fácil. Esta tarta fue la primera que preparé (a los 12 años) con mi madre y mi hermana. Es una tarta de queso súper sencilla y barata que puede hacer cualquiera que se atreva con la repostería, su preparación no tiene nada del otro mundo y os aseguro que su sabor es delicioso, seguro que muchos de vosotros ya la conocéis. Además no necesita horno para su elaboración y es una receta de queso muy fácil de hacer que tiene unos ingredientes muy económicos.

Entre las recetas de postres encontramos el primer registro que se hace al pastel de queso en la antigua Grecia. Aunque la historia de este pastel empieza con “Marcus Porcius Caton“, escribió la receta para uso religioso, “Libum y placenta“, siendo placenta la receta que más se parece a la actual, pero el que llevó este postre a su fama mundial fue William Lawrence de Chester (1872 New York) a él se le ocurrió una manera de hacer un queso más cremoso parecido al queso francés, Neufchatel. Seguramente os suena con el nombre de “Philadelphia” que en 1912, James Kraft comercializó por todo el mundo.

La tarta de queso es una de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos en el que utilizan lácteos diferentes de la leche. Quizás sea con la tarta de queso americana o NY Cheesecake, o cualquiera de las tartas de queso al horno que hay en el blog. Las que tienen esa textura especial, más densa y con mucho sabor lácteo que me recuerdan a las tarta de queso caseras, de toda la vida.

Esta receta clásica o tarta de queso clásica es la receta más sencilla que podréis encontrar pues es mezclar y listo. Para que la tarta de queso sea un éxito le he añadido fresas de calidad, pero podéis emplear la mermelada o confitura (como en el vídeo) que más os guste, admite un montón de variaciones, melocotón, fresas, frutos del bosque, naranja amarga, mango, pera, limón, … la fruta es la aliada de esta tarta de queso. El otro truco de este postre es un sobre de gelatina neutra, lo podéis comprar en cualquier supermercado o tienda de confianza, hará que quede con la textura exacta. Como no vais a utilizar horno lo único que necesitáis para esta tarta es prepararla de un día para otro. Necesita unas 10 horas en la nevera para que salga perfecta y lo más fundamental es que os guste el queso.

Preparación de la base de la tarta de queso

  1. Derretimos la mantequilla (usamos el microondas, es más rápido). Con la picadora trituramos las galletas (sino tuvierais, en un trapo de cocina echamos las 25 galletas y las envolvemos para luego machacarlas con una cuchara o algo pesado, no queda tan fino pero sirve igual) y añadimos por encima la mantequilla derretida.
  2. Cogemos la mezcla de mantequilla y galletas y la repartimos por la base de un molde desmontable grande. Apretamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos. Introducimos en la nevera mientras hacemos la crema de queso.

Preparación de la crema para la tarta de queso

  1. En un bol introducimos las dos tarrinas de crema de queso Philadelphia. Añadimos 1/2 bote de leche condensada y mezclamos con la batidora.
  2. El paso más complicado viene por el tema de la gelatina. Vaciamos el contenido de un sobre de gelatina neutra Royal en un bol que esté seco. De 300 ml de agua (1 vaso y medio aprox.) de agua fría. Separamos una tacita y la añadimos a la gelatina.
  3. Ponemos el resto del agua en un cazo al fuego hasta ebullición (o al micro directamente 2 minutos). Retiramos y vertemos el agua en el recipiente donde se había dejado la gelatina.
  4. Removemos hasta su completa disolución y mezclamos con la crema de queso y la leche. Batimos ligeramente toda la mezcla para que quede homogénea y sin ningún grumo.
  5. Montamos la nata. El mejor consejo, que todos los ingredientes estén fríos. Al contrario que en el merengue (que debe estar a temperatura ambiente) la nata debe utilizarse fría. La nata, el azúcar y el recipiente deben estar recién salidos de la nevera. Batimos el azúcar y la nata con las varillas hasta que quede compacta. Os aseguro que con el truco del frío sale perfecto.
  6. Mezclamos la nata montada con la mezcla del queso pero de manera suave. Utilizamos mejor una espátula de madera o silicona para que no baje la nata.
  7. Sacamos el recipiente con la base de galleta de la nevera y echamos la crema de queso. Volvemos a introducir en la nevera unas 3-4 horas.

Preparación y montaje de la cobertura de confitura

  1. Si tenéis confitura ya hecha mucho mejor. Yo antes preparaba una de moras en verano que estaba deliciosa pero está vez es con mezcla de frambuesas y arándanos. Las 2 muy ricas, elegid la que más os guste.
  2. Echamos en un cazo la confitura o mermelada y 2 cucharadas de agua. Calentamos de manera suave hasta que se forme un sirope. Apartamos del fuego y en el mismo recipiente donde esta la tarta de queso ya fría echamos el sirope de manera homogénea. Y otra vez a la nevera durante unas horas, debe estar muy fría para su degustación.
  3. Esta tarta la podemos acompañar de nata montada, de nuestro helado preferido o de un buen café o té.

Y aquí tenéis queridos/as amigos/as, una tarta deliciosa a buen precio y sobre todo muy sencilla. No os perdáis ningún detalle con este paso a paso de la preparación en fotos de la receta de tarta de queso fácil.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. susi dice:

    y la leche condensada dónde la has incorporado????

    • Alfonso dice:

      Hola Susi! Sí, está en el paso 1: En un bol introducimos las dos tarrinas de crema de queso Philadelphia. Añadimos el 1/2 bote de leche condensada y mezclamos con la batidora.

  2. Diego dice:

    De qué tamaño es el molde que has utilizado?

  3. raquel dice:

    Una duda: cuando añadimos la gelatina disuelta en el agua a la crema de queso y leche ¿tiene que estar fría? es que he intentado hacer la receta y me ha quedado demasiado líquida la mezcla :P Gracias!

    • Alfonso dice:

      Hola Raquel! Sí la gelatina, tal cual, se hidrata y cuando esté disuelta, se añade a la crema. Esta queda líquida, pero al día siguiente en la nevera, la gelatina actúa y queda como la presento en la foto. Mi duda, ¿has añadido un sobre y medio de gelatina neutra?¿Y al día siguiente te ha quedado líquida? Es para entender bien los tiempos… Ya me dices!

  4. briyit dice:

    Hola Alfonso! Muy rica la haré :)

  5. Chelo dice:

    Hola se puede hacer tambien con queso mascarpone?

  6. Elisa Gpe, dice:

    En verdad Alfonso que todas tus recetas están de “Rechupete”, todas riquísimas, veo una y me digo ésta la voy a hacer, enseguida veo la siguiente y digo lo mismo, total que todas me gustan luego te digo con cual empiezo.
    Un fuerte abrazo. Elisa.

    • Alfonso dice:

      Mil gracias por confiar en recetas de Rechupete cociñeira!! Así da gusto leer las recetas, con buenas referencias, espero que cocines alguna recetilla más :-)

  7. Josela dice:

    Cualquiera de tus tartas de queso están increíble, confirmado porque las hice.
    Y acabo de hacer mermelada de higos, imagínate la combinación! Gracias

  8. Federico dice:

    He disuelto un poco de chocolate blanco en leche, montado la nata, añadido el queso crema y todo perfecto, pero al echarle la gelatina se me ha cortado :s. ¿Por qué? No lo entiendo, siempre la he hecho sin montar la nata, con gelatina de limón, dos yogures de limón y nunca me había pasado. La gelatina siempre la echaba sin estar fría y nunca se me cortaba… Un saludo y gracias de antemano por responder.

    • Alfonso dice:

      Hola Federico! Siento que no te haya salido la tarta, aunque por lo que he visto no has seguido las instrucciones de la receta.
      Intento que para la próxima vez te salga a la primera, es una de las tartas más preparada del blog y como habrás visto en el vídeo sale a la primera.
      Me dices: “disuelto un poco de chocolate blanco en leche, montado la nata, añadido el queso crema y todo perfecto, pero al echarle la gelatina se me ha cortado”
      Comentas que añades chocolate blanco (que no está en la lista de ingredientes…) montado la nata y añadido el queso crema… y luego la gelatina.
      El orden de los pasos es importante:
      1. Primero mezclamos la crema de queso con 1/2 bote de leche condensada y mezclamos con la batidora.
      2. Luego hacemos el paso de la gelatina:
      El paso más complicado viene por el tema de la gelatina. Vaciamos el contenido de un sobre de gelatina neutra Royal en un bol que esté seco. De 300 ml de agua (1 vaso y medio aprox.) de agua fría. Separamos una tacita y la añadimos a la gelatina.
      Ponemos el resto del agua en un cazo al fuego hasta ebullición (o al micro directamente 2 minutos). Retiramos y vertemos el agua en el recipiente donde se había dejado la gelatina.
      3. Después de preparar la gelatina la echamos a la mezcla crema del queso:
      Removemos hasta su completa disolución y mezclamos con la crema de queso y la leche. Batimos ligeramente toda la mezcla para que quede homogénea y sin ningún grumo.
      4. El último paso es la nata, cuando ya has mezclado todo anteriormente y es la que le va a dar ese toque esponjoso:
      Montamos la nata. El mejor consejo, que todos los ingredientes estén fríos. Al contrario que en el merengue (que debe estar a temperatura ambiente) la nata debe utilizarse fría. La nata, el azúcar y el recipiente deben estar recién salidos de la nevera. Batimos el azúcar y la nata con las varillas hasta que quede compacta. Os aseguro que con el truco del frío sale perfecto.
      5. Al final:
      Mezclamos la nata montada con la mezcla del queso pero de manera suave. Utilizamos mejor una espátula de madera o silicona para que no baje la nata.
      Sacamos el recipiente con la base de galleta de la nevera y echamos la crema de queso. Volvemos a introducir en la nevera unas 3-4 horas.

      Te aseguro que siguiendo todos estos pasos la tarta sale de rechupete. Un saludo y espero que te haya servido de ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *