Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Tarta de manzana

  • 8 personas
  • Dificultad fácil
  • 1,2 €/persona
  • Tiempo de preparación: 85 minutos
Tarta de manzana

Ingredientes

  • Para la crema pastelera: 750 ml. leche entera
  • 45 gr. fécula de maíz, Maicena
  • 1 palito de canela
  • la piel de un limón y naranja
  • 120 gr. azúcar
  • 3 huevos
  • 1 paquete de masa quebrada
  • 2 manzanas grandes (tipo Reineta)
  • Para hacer el brillo: 2 hojas de gelatina, 250 ml. agua y 2 cucharadas soperas de azúcar

Dentro de la repostería uno de los básicos por excelencia es la tarta de manzana. Aunque existen múltiples variantes, quizá la más clásica sea la tarta de manzana con crema pastelera. La crema pastelera preparada en casa es uno de los secretos del éxito de cualquier postre, y acompañada de manzanas la combinación perfecta.

La manzana me parece una de las frutas que mejor se pueden adaptar a un postre, prueba de ello es que en el blog encontrareis varios postres donde la manzana es la protagonista, como ya os comenté hay un sinfín de opciones y todas son estupendas. Desde un simple bizcocho con manzana, una empanada, una tarta con frutos secos y manzana, el clásico strudel o apfelstrudel alemán de manzana y frutos secos o el de manzana y zanahoria, magdalenas, todas son opciones muy recomendables para cualquier ocasión.

La receta de hoy es de las más sencillas que yo haya preparado con manzana. Se trata de una tarta con masa de hojaldre o masa quebrada como base, crema pastelera y manzana, así de simple. Como remate del postre he preparado un brillo para tartas que le dará un aspecto mucho más bonito, además de servir de conservante de la manzana, manteniéndola fresca y bonita por más tiempo. Este brillo para tartas es muy recomendable para cualquier tarta o tartaleta que coronéis con fruta fresca, le dará un aspecto inmejorable. Espero que os guste y os animéis a hacerla.

Preparación de la crema pastelera

  1. Separamos 100 ml. de leche en una taza y diluimos en ella la harina de maíz (Maicena). Reservamos.
  2. En un bol mezclamos el azúcar, los huevos y batimos hasta que espumen. Reservamos.
  3. Calentamos le resto de la leche con la monda de limón, la monda de naranja y el palito de canela. Cuando comience a hervir retiramos la olla del fuego y añadimos la mezcla de los huevos y el azúcar mezclando bien.
  4. Volvemos a poner al fuego y agregamos la leche con Maicena diluida. Removemos constantemente hasta que comience a hervir de nuevo. Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que se forme una crema homogénea, sin grumos. Vertemos la crema pastelera en un bol y removemos de vez en cuando hasta que se enfríe.

Montaje de la tarta de manzana

  1. Podemos preparar la masa quebrada o bien comprarla. Os dejo la decisión a vosotros, aunque si no tenéis mucho tiempo lo mejor es elegir una ya preparada, siempre que sea de calidad. Colocamos la masa de la base de nuestra tarta en el molde que vayamos a utilizar, junto con el papel apto para horno que viene en el paquete, recortamos los bordes y pinchamos la base para que no se hinche en el horneado.
  2. Ponemos un nuevo papel apto para horno encima de la masa y rellenamos con garbanzos.
  3. Horneamos la base con el horno previamente caliente, con calor por arriba y por abajo, a 200º C durante 15 minutos.
  4. Retiramos del horno quitamos el papel superior y los garbanzos y dejamos enfriar. Cuando la base de nuestra tarta esté fría rellenamos con la crema pastelera toda la superficie.
  5. Lavamos y cortamos las manzanas en cuartos, Retiramos las semillas y cortamos en rodajitas lo más finas posible.
  6. Rellenamos la superficie de la tarta colocando las rodajas de manzana por toda la superficie. Tenemos que tener en cuenta que en el horno las manzanas van a reducir un poco, así que cubrimos bien la tarta por todas partes.
  7. Horneamos a 180º C con calor arriba y abajo durante 40 minutos. Si vemos que la manzana comienza a dorarse demasiado podemos tapar la tarta con papel aluminio. Retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla en el propio molde.

Preparación del brillo y presentación

  1. Una vez que la tarta haya enfriado la vamos a cubrir con brillo para tartas que le dará un aspecto mucho más bonito además de proteger la manzana conservándola por más tiempo. Hidratamos las hojas de gelatina durante 15 minutos.
  2. En un cazo ponemos a hervir 150 ml. de agua. Cuando comience a hervir lo retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina ya hidratadas y removemos para que se disuelvan. Añadimos 100 ml. de agua fría, removemos y dejamos templar.
  3. Cuando el brillo esté templado lo vertemos sobre la tarta ya fría y guardamos en el frigo hasta que se cuaje.
  4. Muchas veces para este tipo de tarta también suelo emplear una pequeña capa de mermelada de melocotón o albaricoque. Pero con un brillo como el que os recomiendo aquí, la presentación no tiene nada que ver.

Esta tarta la podéis hacer sin problema con hojaldre, aunque os recomiendo la masa quebrada. ¡A disfrutarla!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas