Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Tarta de mango

Receta de Tarta de mango

Info.

Ingredientes

  • 5 huevos grandes
  • 400 ml de crema de leche o nata líquida 35% M.G
  • 6 mangos maduros (1 kilo aprox., de 150 a 200 g. por pieza)
  • 100 g. de mantequilla.
  • 150 g. de azúcar (unas 7 cucharadas).
  • 25 galleta tipo María o tostada.
  • 1 sobre de gelatina neutra Royal
  • 200 ml de agua
  • 2 cucharadas de crema de queso tipo Philadelphia

Cómo preparar una tarta de mango. Este fin de semana tenía invitados en casa y les he deleitado con un experimento, que por cierto ha salido genial. Tenía un poco de miedo porque como ya sabéis en las recetas de postres en general, las cantidades y medidas exactas hacen que salga o no el pastel o la tarta. Muchas veces por no seguir los pasos de la receta, puede acabar por ser algo totalmente a lo que pensabas. Por suerte esta vez no ha sido el caso. La gente que la ha probado es muy crítica y me han pedido que la repita, así que con esto me quedo satisfecho. Además para varios de vosotros se ha convertido ya en una de sus tartas preferidas, Sonia entre ellas, una seguidora de facebook, que ya se ha estrenado con esta tarta, la ha llevado a la oficina y ha sido un éxito.

Esta es una de esas tartas en la que combinamos la clásica tarta de queso con una combinación de fruta. Incorporamos la fruta elegida en la propia crema, llegando el sabor a la galleta y con una cubierta con más fruta. El sabor de este postre es exótico, refrescante y muy original. El contraste es perfecto, como en la panacota de kiwis o la tarta de fresas que tenemos en el blog. Una receta muy sencilla que triunfará sin duda en cualquier cena o comida con los amigos.

Sonia preparó la tarta con unos mangos de su tierra (muuuuuy ricos), en su tierra diferencian entre el mango (más sabroso, pequeño y con mucha hebra) y la manga (bastante mayor y sin hebra, se agradece al comerla). El truco de la tarta es justamente la calidad de su ingrediente principal, el mango. No deben estar verdes o la tarta no sabrá a nada. Lo mejor es que los compréis muy maduros y ya comprobaréis al pelar la fruta que sólo su aroma ya alimenta. Una tarta con una combinación de sabores de esta exquisita fruta, el mango, el toque suave de la crema y el crujiente de la galleta.

Preparación de la base de la tarta de mango

  1. Derretimos la mantequilla (usad el microondas, es más rápido, a temperatura baja unos 2 minutos). Con la picadora trituramos las galletas (si no tuvieses, en un trapo de cocina echamos las 25 galletas y envolvemos para luego las trituramos con una cucharada, tenedor o algo pesado, no te queda tan fino pero sirve igual) y añadimos por encima la mantequilla derretida.
  2. Cogemos la mezcla de mantequilla y galletas y la repartimos por la base de un molde desmontable grande (en este caso era de 18 cm, con el de 22 cm también vale, pero te queda más fina).
  3. Apretamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos e introducimos al horno unos 5 minutos para que se endurezca. Sacamos el molde y dejamos enfriar para rellenar con la crema de mango.

Preparación del relleno de la tarta de mango

  1. Pelamos los mangos y cortamos en trozos pequeños. En una cazuela echamos los trozos de fruta y los cocinamos a fuego medio durante 8-10 minutos. Trituramos con la batidora todo hasta que nos quede un puré fino de fruta. Este paso es importante para que se evapore parte del agua que tiene la fruta y así no nos estropee la tarta.
  2. Apartamos 2 cucharadas soperas del puré en un vaso (unos 150 g. para ser más exactos) para el último paso de la tarta, el resto es para la crema de relleno.
  3. Ponemos la nata a calentar en un cazo a fuego medio. Cuando esté caliente (sin que hierva, solo caliente)  echamos el puré de mango. Dejamos a fuego bajo que se junte todo ayudándonos con una cuchara de madera o unas varillas.
  4. En un bol ponemos los huevos y el azúcar (4 cucharadas, el resto es para la cubierta). Batimos hasta que quede una mezcla homogénea, cremosa y no demasiado espumosa.
  5. Apagamos el fuego y apartamos la mezcla. Añadimos la mezcla de huevo y azúcar, removemos bien sin batir y dejamos reposar fuera del fuego.
  6. El siguiente paso es verter sobre la base de galletas toda la mezcla que tenemos reservada y la introducimos en el horno precalentado a 190º C entre 30 y 40 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirar con un tenedor que se quede seco…). Retiramos del horno y dejamos enfriar en la nevera durante unas horas.

Preparación de la cubierta de mango. Montaje final

  1. El paso más complicado de la cubierta es la gelatina, sobre todo para la gente que lo haga por primera vez, luego no tiene ciencia ninguna. Os explico de manera fácil como hacerlo.
  2. Vaciamos el contenido de un sobre de gelatina neutra Royal en un bol que esté seco. De los 200 ml de agua fría que lleva la receta (un vaso aproximadamente), separamos la mitad y la añadimos a la gelatina neutra. Removemos con una tenedor o unas varillas para que se junte con el agua y ayude a hidratar la gelatina.
  3. Ponemos el resto del agua en un cazo al fuego hasta ebullición (o al micro directamente 2 minutos). Retiramos del fuego y vertemos el agua caliente en el recipiente donde se había dejado la gelatina. Removemos o batimos hasta su completa disolución.
  4. En otro bol echamos las 2 cucharadas soperas de puré de mango que nos quedaban (150 g. de puré de mango, paso 2 del anterior apartado) y el azúcar restante (2 cucharadas), las 2 cucharadas de crema de queso y la gelatina que tenemos reservada. Batimos ligeramente toda la mezcla para que quede homogénea y sin ningún grumo. Sacamos el recipiente con el resto de la tarta y le añadimos esta crema. Volvemos a introducir en la nevera unas 2-3 horas.
  5. Si queremos que tenga un acabo de pastelería, sólo tenéis que preparar un almíbar ligero con agua y azúcar. Con la ayuda de un pincel le damos una capa de brillo con este almíbar y dejamos que enfríe unos minutos en la nevera. Aunque este paso es opcional.
  6. Dejamos que enfríe y desmoldamos.

Os aseguro que el acabado es el de una tarta profesional de repostería de cualquier pastelería pero con el toque de sabor casero que le da cada uno. Y creo que puede aceptar variaciones con otras frutas aunque no se como saldrá por el tema de agua puesto que muchas frutas tiene gran cantidad de líquido.

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. irnk dice:

    Hola,

    Que buena pinta! La quiero hacer, pero no entiendo muy bien este paso:
    “Vaciamos el contenido de un sobre de gelatina neutra Royal en un bol que esté seco. De 200 ml de agua fría (un vaso aproximadamente), separamos una tacita y le añadimos la gelatina neutra”

    Es necesario poner la gelatina en un bol seco primero y luego echar esa gelatina en agua? o directamente se puede echar el agua en el bol donde ya esta la gelatina?

    • Alfonso dice:

      Hola Irnk! No, directamente en el agua, pero recuerda quitar parte de la misma para calentar. Lo que intento comentar, es que primero se tiene que hidratar la gelatina con el agua y luego le añadimos calor para que se integre perfectamente. Así no quedarán grumitos en el puré de mango y saldrá una cobertura perfecta. Espero que te haya servido de ayuda. He intentado explicar un poco mejor ese punto para que sea más fácil seguir la receta. Un saludo!

  2. ana dice:

    Hola, cuando dices 6 mangos grandes,,, te refieres aproximadamente de cuantos gramos cada uno? por que aquí hay mangos muyyy grandes y quizás salgo de la receta
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *