Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Pan de plátano o Banana Bread

  • 8 personas
  • Dificultad fácil
  • 0,7 euros/persona
  • tiempo de preparación: 60 minutos
Receta de banana bread

Ingredientes

  • 200 g. de harina de trigo tipo repostería
  • 200 g. de azúcar blanquilla
  • 200 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 4 plátanos de Canarias muy maduros.
  • 4 huevos
  • ½ cucharada de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 pizca de sal
  • 100 g. de nueces picadas.
  • 120 ml. de leche entera

Hoy os voy a hablar de uno de los postres más famosos de la cocina estadounidense. Como si de Hollywood se tratase la cocina estadounidense va desde la famosa hamburguesa al musical “brownie”, tartas y postres como la red velvet, el carrot cakeel tentador pastel de carne y como no, el “Banana nut bread” o pan, bizcocho, panqué de plátano. Vamos a quedarnos con este último que también es mi preferido.

El origen de este dulce tan famoso en EEUU es incierto. Sabemos que los griegos hicieron pan con miel, especias y frutas en la época de Plinio (23-79 DC), y también sabemos que Plinio tuvo conocimiento del plátano (los describió en el 77 DC). Por lo tanto, podemos suponer que los griegos podrían añadir plátano en sus panes en aquella época, aunque nada que ver con el pan de plátano que conocemos hoy en día. La preparación del banana bread se popularizó en EEUU con el descubrimiento del leudante químico, que producía gas de dióxido de carbono en las masas. Están documentadas las primeras pruebas con leudantes en la cocina en el libro de Amelia Simmons en 1796, “American Cookery”, aunque la levadura en polvo no se desarrolló comercialmente hasta 1857 (polvo de fosfato de sodio o bicarbonato de sodio, K2CO3). Así que el pan de plátano como lo conocemos (un pan rápido) podría haber sido hecho por primera vez en EEUU en el siglo XVIII cuando las amas de casa descubrieron la levadura química o polvo de hornear como un agente químico de fermentación para sus panes.

El Banana Bread o pan de plátano aparece en un texto en 1933 en “El recetario de cocina de Pillsbury” ya de manera más generalizada en su cocina. La sencillez de esta receta llevó a que fuese uno de los bizcochos preferidos de los hogares americanos y luego se extendiese al resto del mundo. La mezcla de un pan rápido con plátano tiene mucho que ver con las famosas recetas de aprovechamiento, este pan dulce siempre ha sido una forma deliciosa de tomar los viejos que se quedan en la frutera y convertirlos en algo comestible, así que todo ese dinero tan duramente ganado no se va por el desagüe.

Este banana bread magnifica el increíble sabor de la banana o el plátano. En mi caso la historia comienza con la afición de mi chica por el que venden en Starbucks. Lo malo son sus 2,20 euros por una porción escasa, así que me decidí a hacerlo en casa. Probé unas cuantas veces hasta que me gustó el resultado final, nunca igual, pues me imagino que algo industrial le añaden para que sepa tantísimo a plátano. Esta receta es la prueba que más se le parece, un pan dulce muy sencillo de preparar y con ingredientes económicos. El resultado, simplemente espectacular.

Preparación del Banana Bread

  1. Engrasamos un molde de bizcocho, he elegido tal como veis en la foto uno de cake, pero podéis emplear el que más os guste. Untamos con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina.
  2. Introducimos en un bol los plátanos (que estén muy maduros), el azúcar y la leche. Machacamos con un tenedor hasta que quede un puré ligero pero en el que se noten los trozos de plátano, este puré es el que le va a dar al pan ese toque delicioso, con un ligero dulzor pero no demasiado.
  3. Tamizamos la harina para evitar pequeñas impurezas. Añadimos el bicarbonato (polvo de hornear o levadura química tipo Royal si no tenéis en casa) y sal al cuenco. Removemos juntando estos ingredientes.
  4. Mezclamos la mantequilla en pomada (a temperatura ambiente) y la esencia de vainilla hasta que esté cremosa, luego incorporamos los huevos uno a uno. Añadimos todo a la anterior mezcla, lo batimos bien hasta que quede una suave crema de bizcocho.
  5. Una vez que tengamos la crema base viene el paso más importante, mezclamos con los trozos de plátano machacados que repartiremos con un tenedor por la crema, que se vean sus trocitos.
  6. Vertemos la mezcla en el molde de cake e introducimos las nueces picadas. La combinación nueces-plátano es insuperable, aunque también podéis emplear otros frutos secos que tengáis a mano, todo depende de vuestra creatividad.
  7. Horneamos el bizcocho en el horno precalentado a 180º C unos 40-45 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirad con un tenedor que se quede seco). Los últimos 10 minutos tapad el pan con un trozo de papel de aluminio para que no se os quede muy tostado.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar. Desmoldamos con cuidado y a probarlo.

La leche no iba en la receta original pero le da al bizcocho un toque más cremoso. Podéis quitarlo de la receta si lo deseáis, sale bastante parecido. Otra ventaja de este postre de desayuno o merienda es que te dura varios días gracias a la textura que le da el plátano que hace que parezca que está recién hecho.

Hay innumerables recetas de este tipo de pan dulce. Si queréis mandarme la vuestra, esa que lleva generaciones en casa, heredada de la madre o abuela, sólo tenéis que enviar un mail a elcocinero@recetasderechupete.com o dejarla en facebook. Gracias.

Os dejo con la receta que me ha enviado Nora (gracias por tu receta), nos dice: El budín de banana que yo hago desde hace muchísimo es así:

  • Añadimos una taza de azúcar, media taza de aceite y 2 huevos a un bol, lo mezclamos todo sin batir.
  • Empezamos a agregar sabores, 2 bananas cortadas en rueditas (cortadas en lonchas) y una banana pisada con un tenedor, la ralladura de un limón, un puñado de pasas de uva, la ralladura de una naranja y agregamos al final, media taza de leche y un poquito más. Mezclamos todo bien.
  • Por último, 4 tazas de harina leudante (harina de repostería especial con un toque de levadura) y removemos con unas varillas hasta que se junte todo. Ponemos toda la mezcla en un molde y horneamos. Lleva 40 minutos dependiendo del horno. Es muy rico y tiene mucho éxito con mis amigos e hijas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas