Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Magdalenas de manzana

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos
magdalenas de manzana

Info.

Ingredientes para Magdalenas de manzana

  • 2 manzanas Golden
  • 225 gr. de harina floja de repostería
  • 1 sobre de levadura química tipo Royal (16 gr.)
  • 60 ml de leche entera
  • 3 huevos
  • 150 g de mantequilla
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • La ralladura de 1 limón o 1 naranja
  • 100 g de azúcar
  • 15 moldes de papel o un molde de silicona de magdalenas
  • 100 g de compota o mermelada de manzana
  • 1/4 de cucharada de canela molida
  • 2 cucharadas de agua
  • 1 pellizco de sal

Magdalenas de manzana. Cualquier día es bueno para convertirlo en algo especial acompañando una buena taza de café o té con una deliciosa magdalena casera. En el blog encontraréis en la sección de recetas de postres varios tipos de magdalenas, incluso muffins que son muy similares. Si aparecéis en cualquier casa con unas magdalenas esponjosas y sobre todo caseras, el éxito de la merienda esta asegurado. Este postre francés hace recordar a todos nuestra infancia, por lo menos ese es mi caso. Dicen que las magdalenas son un poco laboriosas, pero la mayoría son rápidas y muy fáciles de preparar, por ejemplo las que hoy os presento, magdalenas de manzana.

Si os apetece cambiad la fruta, si os gustan las especias quedan fenomenal con una pizca de canela, vainilla o mezcla de especias para bizcochos, la típica que encontramos en muchas recetas alemanas. Le daréis vuestro toque al dulce, aunque os aseguro que esta receta está más que testada, os saldrá a la primera. Y si las queréis con copete, siempre debéis meter los moldes de papel dentro de moldes de flanera de metal o de silicona, también debéis dejar reposar la masa en la nevera para que la masa suba bien y queden unas magdalenas más bonitas. Os dejo con un montón de consejos al final de la receta para que vuestras magdalenas sean las mejores del vecindario.

Es una receta muy sencilla y perfecta para hacer con los más peques de casa. En una media hora puedes tener tus magdalenas hechas con un resultado inmejorable. Estas magdalenas con trocitos de fruta, casi compota de manzana, son ideales para desayunos, pero también para tomar con un té o café a media tarde. Probad a hacerlas, no os arrepentiréis. En una próxima receta probaré a hacer magdalenas de chocolate, pero eso será otro episodio de recetas de rechupete.

Preparación de las magdalenas con manzana

  1. Tamizamos la harina y la levadura en polvo en un cuenco. Batimos en un cuenco grande los huevos y el azúcar hasta que blanqueen (una mezcla cremosa con un poco de espuma). Combinamos con la mantequilla (derretida previamente en el micro a 2 minutos a temperatura baja), la vainilla, el pellizco de sal y la leche con un poco de canela. Volvemos a batir hasta que la mezcla quede cremosa.
  2. Rallamos el limón o la naranja (la fruta que más os guste). Añadimos a la mezcla anterior.
  3. Cubrimos la mezcla y la guardamos en la nevera 2 horas como mínimo (y 12 como máximo).
  4. Pelamos las manzanas, las partimos en cuartos y le quitamos el corazón. La hacemos trocitos pequeños y los pasamos en una sarten con una cucharada de mantequilla durante unos 5 minutos a temperatura baja. Reservamos.
  5. Colocamos la mezcla en los moldes, llenándolos casi hasta el borde, dejamos un pequeño espacio para las manzanas. Sobre cada molde, ponemos una cucharadita de mermelada de manzana. Si quieres darle un toque a otra fruta sólo tienes que cambiar la mermelada de manzana por una de albaricoque, melocotón, fresa… Tendrá 2 sabores a fruta.
  6. Encima de cada molde colocamos unos trozos de manzana y un poquito de azúcar.
  7. Si te gustan las magdalenas reventadas, con copete, debes precalentar el horno a temperatura muy alta. Normalmente en mi caso lo hago a unos 210º C sin aire y con calor arriba abajo. Si queréis utilizar el ventilador recordad bajar 10º C la temperatura de lo que indique cualquier receta que hagáis.
  8. Una vez precalentado el horno fuerte, horneamos las magdalenas en el horno precalentado a 180º C entre 20-25 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirar con un tenedor que se quede seco…) hasta que hayan subido, estén doradas y esponjosas. Ponedlas en el nivel dos del horno, o sea, la segunda rendija contando desde abajo. Se nota rapidamente cuando están, al ser pequeñas se hacen mucho antes que un bizcocho. Un truco, el horno ha de estar muy caliente para que las magdalenas suban y se hagan sin tener tiempo de secarse.
  9. Sacamos del horno las magdalenas y le pasamos una pincelada con un poco de mermelada mezclada con agua. Dejamos enfriar y en el caso de que el molde sea de silicona desmoldamos las magdalenas. ¡A probarlas!

Estas magdalenas de manzana son perfectas tanto para desayunar como merendar, ya que al contener manzana en trocitos nos completa perfectamente un bocado dulce sin necesidad de tomar nada más. Particularmente como tentempié me tomo una de estas a media tarde y me olvido el resto del día.

Una opción para un postre muy tierno, si queréis conservarlas en buen estado lo mejor es guardarlas en una bolsita hermética o bien en una lata para galletas. Lo importante es que no les dé el aire, como sucede con cualquier otro bizcocho.

Podéis ver en este paso a paso como preparar esta receta de las magdalenas de manzana, estoy seguro que las prepararás en multitud de ocasiones.

Algunos consejos para que nos salgan bien ricas y esponjosas

  • Todos los ingredientes deben de estar a temperatura ambiente, por lo debéis retirarlos del frigorífico unos 10-15 minutos antes de comenzar con la receta.
  • La harina debe ser de trigo y floja, no de fuerza. Preferiblemente de “repostería”, que podéis encontrar fácilmente en cualquier tienda o supermercado.
  • Precalentad bien el horno a una temperatura alta (220-230º C) para que luego suban bien y cojan aire, debido al contraste de calor. Precalentamos con calor “arriba-abajo”.
  • Para obtener unas magdalenas con copete usaremos moldes antiadherentes de silicona, donde introduciremos los cestillos de papel rizado. Llenaremos los moldes de papel rizado hasta la ¾ partes de capacidad. Con esta cantidad es suficiente para lograr un buen copete.
  • Una vez tengamos la masa preparada, la meteremos en el frigorífico unos 5-10 minutos. El contraste de calor al meterlas en el horno hará que crezcan mejor y con más “aire”.
  • La levadura que se usa para las magdalenas es la química tipo Royal, que hace que la masa crezca con aire.
  • Como en casi todas las recetas tradicionales de nuestras madres y abuelas, aquí también añadiremos una pizca de sal, y con ella conseguiremos potenciar el sabor y un mejor aireado de la masa.
  • Una vez estén dentro del horno, nunca debemos abrir la puerta, ya que interrumpiríamos el proceso y se nos bajarían las magdalenas. Las colocaremos en la bandeja metálica en la posición central.
  • Cuando las retiremos del horno, dejaremos que reposen para que se asienten bien y luego ya las retiramos de los moldes de silicona.
  • Se conservarán en perfecto estado durante varios días. Podéis colocarlas en una bandeja y tenerlas tapadas con un paño limpio, o mejor aún, guardarlas en una caja metálica de las de galletas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *