Recetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Recetas de postres y dulces

Bizcocho fácil de naranja

  • 8 personas
  • Dificultad fácil
  • 0,4 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
Receta de bizcocho cuatro cuartos

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 250 g de azúcar
  • 150 g de mantequilla
  • 250 g de harina de repostería (con levadura o leudante)
  • 1 gotas de esencia de vainilla
  • La ralladura de 2 o 3 naranjas
  • 1 pellizco de sal
  • 1 sobre (16 gr.) de levadura química en polvo (tipo Royal)
  • 100 g de nueces

Bizcocho casero de naranja. El cuatro cuartos es uno de los bizcochos más clásicos de las recetas de postres ingleses, se llama así porque se utilizan 4 ingredientes en la misma proporción: huevos, azúcar, harina y mantequilla, cada uno de los ingredientes representa un cuarto del bizcocho. Este postre, al igual que el cake de Bretaña es originario de la región de Bretagne (en Francia). Esta región que se caracteriza por la producción y consumo de mantequilla, sobre todo la salada, todo un arte y uno de los proveedores de este ingrediente para todo el mundo.

Este tipo de delicioso bizcocho tiene distintos nombres dependiendo de la zona que lo preparen, ya habéis leído la francesa, pero en toda Latinoamérica le llaman panqué o ponqué y en los países de habla inglesa, pound cake. Este bizcocho es muy similar al cake américano y podéis ver uno muy parecido en su famoso banana bread, que es uno de los bizcochos que con el brownie más se comen en EEUU.

Un bizcocho que llevamos preparando en casa desde hace años y que entró en mi cocina para aprovechar la temporada de cítricos. En este caso va con la ralladura de unas naranjas, pero podéis añadir mandarinas, clementinas, incluso un toque de lima. Me sorprendió tanto la textura y el sabor de este bizcocho que mi chica me suele pedir a menudo. Una receta tan fácil de hacer, que os sorprenderá el resultado que se obtiene en apenas cinco minutos usando sólo una batidora manual.

Perfecto para servir con una taza de te o café en el desayuno o merienda. Les gustará por ese aroma a naranja que inunda toda la cocina y que resulta muy, pero que muy esponjoso. Espero que os guste y lo preparéis en casa.

Preparación del bizcocho cuatro cuartos de naranja

  1. Lavamos muy bien las naranjas y las rallamos sin llegar a parte blanca, que puede llegar a amargar. Reservamos.
  2. Para que os sea más fácil la preparación de este bizcocho y que os salga perfecto, debemos tener todos los ingredientes a temperatura ambiente y preparados. La mantequilla tiene que estar “a punto pomada”, blanda pero no líquida. Si tenemos todo a mano no nos olvidaremos de nada y así el resultado final será delicioso.
  3. En un bol grande batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede una masa esponjosa y suave, una vez obtenida esta consistencia añadimos los huevos de uno en uno y un pellizco de sal. La mezcla tiene que quedar suave y cremosa.
  4. Añadimos a la anterior mezcla la levadura química con la harina previamente tamizada y la ralladura de las naranjas. Batimos con la batidora hasta que no queden grumos.
  5. Podemos forrar el molde elegido con un papel encerado o de horno o la opción más simple para evitar que se pegue el bizcocho: untamos el molde con mantequilla. Tras untarla podemos espolvorear harina por encima retirando con unos golpecitos de muñeca el exceso o ponerle azúcar blanquilla o azúcar glasé si vamos a hacerlo de chocolate (para que no se vea la harina blanca que quedaría fea).
  1. Vertemos la mezcla anterior en el molde elegido y justo antes de meterlo en el horno añadimos con una cuchara las nueces (que previamente habremos enharinado, para que no se bajen al fondo del bizcocho).
  2. El horneado es quizás lo más importante en un bizcocho, cada horno es un mundo, sobre todo ahora que la mayoría tienen millones de funciones diferentes que usamos poco o desconocemos para que sirven. En casa de mi madre tenemos el más sencillo, calor arriba y abajo de toda la vida. Una vez que controles bien el horno de tu casa, seguro que no hay receta que se te resista.
  3. Precalentamos el horno a 200º C durante 10 minutos antes de meter el bizcocho. Para este tipo de bizcochos lo mejor es calor arriba y abajo, no se te ocurra abrir el horno hasta pasados 35 minutos. Si tu cocina está muy fría, no lo saques de repente, abre la puerta del horno y lo dejas dentro un par de minutos. Los cambios bruscos de temperatura no suelen ir bien a este tipo de bollería.
  4. Lo metemos en el horno a 180º C durante 50-55 minutos hasta que la superficie esté bien dorada, los últimos 10 minutos lo cubrimos con un trozo de papel de aluminio para que no se nos queme. Pinchad con un tenedor de vez en cuando para ver si el bizcocho está hecho, siempre debe salir el tenedor limpio.
  5. Si queremos que nos quede con una costra dulce, cuando el bizcocho lleve 1/2 hora en el horno echamos dos cucharadas de azúcar por las grietas de la superficie (que se forman cuando rompe al subir) y dejamos el resto del tiempo en el horno con la cocción normal.
  6. Desmoldamos con cuidado y dejamos que se enfríe, sólo nos queda cortar un buen trozo para tomar con nuestra bebida preferida.

Un bizcocho perfecto para los desayunos y meriendas, algo dulce y que no lleva tiempo, de los que siempre salen bien, esponjoso, con un sabor estupendo y que es perfecto para aquellos que empezáis en la cocina. Espero que os animéis con este postre tan fácil, lo ayudarán seguro, los más peques de casa.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de bizcocho de naranja en este álbum, no os perdáis detalle para que os salga perfecto. No digáis que entre la receta, el vídeo y las fotos no os va a salir de rechupete.

Consejos y trucos para un bizcocho de naranja perfecto

  • Es un bizcocho muy fácil que lleva unos 10 minutos  preparar la crema y otros 50 minutos de cocción en los que trabajará el horno. Tiene como base tal como dice arriba 4 ingredientes pero mucha gente le añade frutas escarchadas, pepitas de chocolate, uvas pasas, trozos de vuestros frutos secos preferidos… imaginación al poder.
  • Es mejor guardarlo a temperatura ambiente en un recipiente hermético, ya que si se mete a la nevera se quedará duro. Para que el bizcocho no se reseque intenta protegerlo del aire. Si tienes campanas de cristal son ideales y si no puedes envolverlo perfectamente con papel de plata. De este modo aguanta unos tres días jugoso.
  • Emplead un molde que sea de similar tamaño para evitar que se os salga la masa durante la cocción. Este tipo cake es perfecto, además muy fácil de desmoldar.
  • Cómo en todas las recetas, os aconsejo que empleéis ingredientes de primera calidad, desde los huevos hasta las naranja. Estos ingredientes marcarán la diferencia.
  • Con el tema del horno tal como os digo siempre, para los bizcochos es mejor no utilizar la función aire porque reseca más el bizcocho.
  • Si lo queréis más liviano, podemos sustituir la harina de trigo por harina fina de maíz, la llamada Maicena. Así también será apto para celiacos, pues no lleva gluten.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cocina & recetas