Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Bizcocho de cerezas de Vilariño

  • 8 personas
  • Dificultad fácil
  • 0,75 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 40 minutos.
Receta de Bizcocho de cerezas

Ingredientes

  • 300 g de harina de trigo.
  • 200 g de azúcar blanquilla
  • 200 g de cerezas
  • 1 yogurt natural (125 g)
  • 1 sobre de levadura química tipo Royal
  • 4 huevos grandes
  • La ralladura de una naranja
  • 100 g de mantequilla
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 pellizco de sal
  • 50 ml de ron añejo

¡Tiempo de cerezas! A quién no le gustan estas relucientes y rojas cerezas, una de las mejores fuentes frutales de antioxidantes, que ayudan a prevenir muchas enfermedades asociadas a la vejez. No se si me quedaré jovenzuelo para siempre pues cuando llega la temporada de esta fruta, puedo llegar a comer cerezas hasta aburrirme. La verdad es que soy muy afortunado, mi padre tiene un trocito de paraíso en forma de huerto en medio de la Ribeira Sacra en Ourense. Allí tenemos un poquito de todo, kiwis, melocotoneros, manzanos, perales, nísperos y muchísimos cerezos.

Este bizcocho es muy similar en apariencia al Clafoutis de cerezas, una de las tartas más famosas de la cocina francesa, en la preparación más popular de esta tarta se suele usar la cereza entera, con su hueso. Dicen que confiere un peculiar sabor que recuerda a la esencia de almendra, una característica muy apreciada por los buenos gourmets. El que os presento hoy está hecho con cerezas deshuesadas del huerto de Tony el padre de mi amiga Mónica, me regaló una caja de las que tiene en Vilariño, un pueblo muy cercano al mío. Os puedo asegurar que el sabor dulzón no tiene que ver con las que puedes comprar en el supermercado, sólo muy cercanas en sabor a las famosas picotas del Jerte. Estas últimas son una gran recomendación para preparar este postre y que te quede de rechupete.

Las cerezas tienen una fibra soluble que ayuda a controlar los niveles de colesterol malo en la sangre, además tiene una aporte considerable de vitamina C, A, b3, carotenos y potasio. No voy a deciros que este bizcocho no engorde pero es una opción fantástica para tomar con un café por la mañana, mucho mejor que cualquier bollo industrial que os podáis imaginar. Aprovechad la fruta de temporada para preparar vuestros postres y además de ricos os aseguro que os saldrán muy económicos.

Preparación de las cerezas

  1. Lavamos bien las cerezas y las cortamos en 2 para sacar el hueso. Apartamos en un plato.
  2. En una cazuela echamos 2 cucharadas de mantequilla y calentamos hasta que nos quede líquida. Añadimos las cerezas y cuando empiecen a soltar su jugo echamos una cucharada de brandy y 50 ml de ron añejo. Removemos de vez en cuando y las dejamos cociendo durante 10 minutos a fuego medio. Nos quedará casi como una compota pero no tan hecha. Retiramos y dejamos enfriar.
  3. Si no tenéis oportunidad de conseguir cerezas frescas, podéis emplear las famosas guindas en conserva o las cerezas congeladas que durante todo el año tenéis en cualquier supermercado. Incluso podéis tunear este bizcocho con frutas rojas congeladas, arándanos, grosellas y moras le irán igual de bien. Pero tenéis que tener cuidado para que no se queden al fondo del postre.
  4. Si le añadimos azúcar podemos llegar a conseguir una estupenda mermelada de cerezas que nos puede servir para otras recetas o como un acompañamiento genial para una simple tostada. La única diferencia es que mientras las cocemos a fuego lento, añadiremos el azúcar y aumentamos el tiempo de cocción a 30 minutos, para que pille la consistencia de mermelada. Es importante también no triturar demasiado las cerezas con la batidora al final del proceso, mi consejo es pasarlo por un pasapurés. Ya veréis que acierto.

Preparación del bizcocho de cerezas

  1. Lavamos muy bien la naranja y la rallamos sin llegar a parte blanca, que puede llegar a amargar. Reservamos.
  2. Para que os sea más fácil la preparación de este bizcocho y que os salga perfecto debemos tener todos los ingredientes a temperatura ambiente y preparados. La mantequilla tiene que estar “a punto pomada”, blanda pero no líquida. Si tenemos todo a mano no nos olvidaremos de nada y así el resultado final será delicioso.
  3. En un bol grande batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede una masa esponjosa y suave, una vez obtenida esta consistencia añadimos la cucharada de esencia de vainilla y seguimos batiendo, continuamos añadiendo los huevos de uno en uno. La mezcla tiene que quedar suave y cremosa.
  4. Echamos a la anterior mezcla la levadura química con la harina previamente tamizada, el yogur y la ralladura de la naranja. Batimos con la batidora hasta que no queden grumos.
  5. Para el bizcocho he elegido un molde de silicona en forma de corona, que previamente he untado con mantequilla y espolvoreado con un poco de harina de trigo para evitar que se pegue el bizcocho a la superficie y sea más fácil desmoldarlo.
  6. Vertemos la mezcla anterior en el molde y justo antes de meterlo en el horno metemos con una cuchara las cerezas con su jugo (no hace falta que las pasemos por harina para que no se bajen porque el jugo hace de freno).
  7. Precalentamos el horno a 200º C 10 minutos antes de meter el bizcocho. Lo metemos en el horno a 180º C durante 40 minutos hasta que la superficie esté bien dorada, los últimos 10 minutos lo cubrimos con un trozo de papel de aluminio para que no se nos queme. Pinchad con un tenedor de vez en cuando para ver si el bizcocho está hecho, hasta que salga limpio.
  8. Una vez fuera del horno, tened la precaución de no quemaros. Dejaremos que se temple un poco y sacudiremos con cuidado el molde de silicona para ayudar a que se separe de las paredes. Lo ponemos sobre una rejilla a que se enfríe y una vez esté totalmente frío lo pondremos en un plato o bandeja y lo introduciremos en una bolsa apta para alimentos, cuidando que esté bien cerrada. Es la mejor forma de conservarlo por más días sin que se quede seco.

Espero que os guste y os animéis con esta fruta de temporada que esta buenísima. No hace falta decir que las nueces le van genial pero yo en este caso no tenía.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas