Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Salsa de tomate frito. Receta casera y fácil

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.3/5
  • 4 votos
salsa de tomate

Info.

Ingredientes para Salsa de tomate frito. Receta casera y fácil

  • 3 k de tomates maduros
  • 3 pimientos rojos grandes
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cayenas pequeñas
  • Sal y pimienta negra recien molida (al gusto)
  • 1 cucharada de azúcar
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 5 cebollas grandes

Cómo preparar una salsa de tomate frito casero. Os puedo asegurar que la salsa de tomate que prepara mi madre tiene un sabor increíble. No se puede comparar a ninguna marca que haya probado, y lo más importante, además de rico, es natural.

La receta de salsa casera es la que hace mi madre todos los años, pues tenemos huerta y gran cantidad de tomates. El año pasado le ayudé con su última remesa, así que aquí tenéis todos sus secretos para que os salga igual de rica.

Esta salsa de tomate es de mis preferidas, perfecta para acompañar un montón de recetas. Unas lentejas, otro día con un poco de pasta, pizza, pescado, pollo… o incluso sola con un buen trozo de pan, una salsa polivalente al 100%. Para que sea excelente la salsa de tomate debe tener la cantidad exacta de cada ingrediente. No ser ni demasiado líquida ni muy espesa, con una proporción de acidez que no moleste pero que se note que es tomate.

El tomate, si puedo, me lo traigo de Galicia puesto que la materia prima tiene que ser de gran calidad para que la salsa sea grandiosa. Aunque tal como os decía en otras recetas he localizado en Madrid 2 fruterías muy buenas donde encuentro hortalizas y fruta de gran calidad. Yo compro directamente una caja de tomates, unos 5 kilos, y cuanto más maduro esté el tomate mucho mejor. Aquí os dejo una más de la muchas recetas que existen para hacer salsa de tomate, si pensáis que la vuestra es rica rica, no dejéis de compartirla.

Preparación de la salsa de tomate

  1. Debemos elegir bien los ingredientes que vamos a emplear y tener un buen cuchillo bien afilado. Lo primero es lavar muy bien los tomates y los pimientos.
  2. Vamos a aprovechar todo, incluso la piel del tomate porque nos va a ayudar a conseguir una textura muy importante para esta salsa.
  3. Pelamos y cortamos en juliana las cebollas y el diente de ajo en 2 trozos, reservamos.
  4. Elegimos nuestro aceite de oliva extra virgen y añadimos una cantidad generosa a la cazuela más grande que tengamos.
  5. Calentamos y cuando el aceite esté bien caliente añadimos las cebollas y 2 cayenas enteras.
  6. Bajamos el fuego a la mitad. Cocinamos la cebolla durante unos 15 minutos hasta que empiece a coger un color tostado parecido a la miel, es el momento en el que la cebolla empieza a caramelizar y a aportar ese toque dulce a la salsa. Con la cantidad de cebollas que hemos empleado no hace falta añadir mucho azúcar a la salsa y así será menos calórica.
  7. Mientras se cocina la cebolla, picamos los pimientos y quitamos el rabillo de los tomates.
  8. Troceamos los tomates en cuartos, si son muy pequeños en 2. Reservamos en un bol grande.

Cocción y presentación final de la salsa de tomate

  1. Añadimos los dientes de ajo, pimientos y tomates a la cazuela, le damos potencia máxima al fuego. Removemos con cuidado mezclando todas las hortalizas para que vayan juntando todo su sabor.
  2. Cuando comience a soltar líquido y burbujee bajamos a fuego medio. Añadimos una hoja de laurel y dejamos que se cocine durante 30 minutos.
  3. Pasado ese tiempo paramos la cocción, quitamos la hoja de laurel y pasamos todo por un pasapurés. Yo empleo una plantilla de agujeros pequeñitos para romper bien toda la pulpa, las semillas y piel que queden en la salsa.
  4. Obtendremos una salsa semilíquida pero con un tono rojizo que ya dan ganas de probar. No os cortéis, coged un poco de pan y al buche que nos lo merecemos después de una hora de cocina. De esta forma también veremos el punto de sal. Si necesitamos añadir azúcar para contrarrestar la acidez del tomate.
  5. Como último paso ponemos la cazuela con la salsa otra vez al fuego, yo lo dejo en el 3 de 10 puntos de temperatura, casi en el medio.
  6. Añadiremos sal, pimienta negra recién molida y azúcar. La cantidad de azúcar vendrá dada por el tipo de tomate, cómo de dulce sea la cebolla y cuánto haya caramelizado al principio, con 1 cucharada suele ser suficiente pero depende del gusto de cada uno.
  7. Dejamos que la salsa reduzca líquido poco a poco, normalmente lo dejo entre una hora y hora y media.
  8. Podéis escaparos a ver la tele y relajaros en vuestro sofá, eso sí, cada 15 minutos removed para evitar que se forme mucha costra, no queremos que se queme.
  9. Dejáis enfriar y cuando esté templada podemos envasar. Yo empleo botes de cristal para luego calentar al baño maría y que no se estropee con el tiempo.
  10. Os puede durar hasta todo un año, tal como dije depende de cuánto os guste en casa la salsa de tomate.

Conservación de la salsa de tomate. Conservas

  1. Ponemos las tapas de los botes donde vamos a preparar nuestras conservas a cocer en agua: En cuanto comiencen los primeros borbotones retiramos.
  2. En caliente, vamos tapando los botes con su correspondiente tapa. Colocamos los botes cerrados en una olla grande con agua, que rebase unos 5 cm a los botes.
  3. Hacemos una primera capa, colocamos un trapo. Ponemos una segunda capa de botes, procurando que el agua quede siempre por encima de los botes.
  4. Cocemos al baño maría durante 10 minutos mínimo. Al cabo de ese tiempo se apaga el fuego. Dejamos que se enfríen en ese recipiente. Durante este proceso puede que algún bote pierda líquido, es normal no pasa nada.
  5. Una vez fríos, secamos y guardamos nuestros botes en un lugar limpio, seco y donde no le dé mucho la luz.
  6. Primero los colocaremos invertidos (con la tapa hacia abajo) para favorecer el sellado. Y en una semana aproximadamente les damos la vuelta. Estas conservas de tomate frito están perfectamente esterilizadas y cerradas. Con lo que durarán todo un año o incluso más tiempo.

Unas conservas perfectas para todo el año, haga frío o calor. Con ellas podéis preparar miles de recetas.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas que tenemos en el blog para preparar las salsas más sabrosas y acompañar todos nuestros platos. Os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer vuestra cocina más de rechupete.

Vuestros consejos y recomendaciones para una salsa de tomate de rechupete

Como en todas las recetas, completaré la receta dependiendo de vuestras aportaciones o preguntas. Isabel Camden me ha enviado un mail que creo debe incluir para resolver posibles dudas.

“Comentáis que se meten los tarros ya cerrados y con agua que les cubra solo un poco. Que les pongamos un trapo y encima otra capa de tarros, mi pregunta sería esta: si solo se tienen que llenar un poco por encima de su tapa ¿al ponerles otra capa de tarros encima tenemos que poner más agua para que a los que están arriba les llegue el agua también hasta el borde? ¿entonces los de abajo se llegan a tapar por completo de agua? Si queremos que los que están encima les llegue el agua.

Yo lo que hacía es poner solo una tanda de frascos y encima de ellos nada. Para no tener que sobrepasar mucho el nivel del agua, luego meto otra tanda y así hasta que termino. Me lo podéis aclarar por favor. Si es que yo no lo he entendido bien, pero ya digo dos capas de frascos una encima de otra… los de abajo se tapan por completo de agua. Aparte que tiene que ser una olla super honda, para que entren dos capas una encima de otra.”

A esta pregunta:

“El hecho de realizar las dos filas de tarros es para ahorrar tiempo nada más. Si lo prefieren que lo hagan de una en una capa, pero lo importante es que el agua cubra los botes. Se recomienda que sobrepase como mínimo unos 4-5 cm por encima de la tapa de los botes. Es para que sea más fácil calentar el agua y tampoco desperdiciarla. Lo de poner un trapo de tela en la base de cada capa de botes es importante. Para que asienten y no choquen entre ellos. En caso contrario pueden llegar a estallar.”

Consejos

  • Yo he probado alguna vez a reducir con la batidora, craso error. Queda un puré naranja que no tiene nada que ver con esta salsa de tomate. No está mal de sabor pero lo que queremos es que nos entre tanto por su sabor como por su aspecto.
  • Si no os gusta el toque picante no le añadáis la cayena. En este caso es mínimo pero por supuesto es vuestra elección.
  • Si te queda demasiado espesa siempre puedes añadir agua. Si está demasiado líquida tenla más tiempo en cocción. No os recomiendo en absoluto añadir harina para espesar.
  • Esta receta lleva su tiempo pero preparando mucha cantidad tienes para todo el año. Os recomiendo preparar de 2 a 3 litros de una sola vez. Y cuando se acabe comprar más tomates y preparar más. Suelo envasarla en botes de cristal al vacío aunque si tienes sitio en el congelador se puede congelar.

Curiosidades sobre la salsa de tomate

  • La salsa de tomate tiene una sustancia muy beneficiosa: el licopeno, un pigmento que le proporciona su característico color rojo. El licopeno ayuda a prevenir el cancer. Reduce los niveles de colesterol y reduce la incidencia de ciertas dolencias de la vista.
  • El tomate es uno de los alimentos con mayor proporción de este pigmento y se libera sobre todo al cocinarlos.
  • Los profesionales de la salud recomiendan la salsa de tomate casera como parte de nuestra dieta mediterránea. Así que sólo me queda recomendaros que preparéis esta receta en casa, como siempre, os quedará de rechupete

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Sabela dice:

    Ten unha pinta excelente (como sempre). A salsa de tomate para min tamén e un gran aliado e nunca resisto a tentación de probala mentras se cociña! Probarei esta receta a ver, e espero que teña tan bo aspecto coma a da foto =) Teño unha pequena dúbida, ¿cómo a conservas para que dure tanto tempo? ¿Na nevera en botes herméticos? ?Ou no conxelador? Non son moi partidaria de conxelar a comida, por eso me gustaría saber se hai outro modo de conservala.

    Gracias por estas estupendas aportacións!

    Sabela

  2. Susana dice:

    Coincido contigo: la salsa de tomate casera es una delicia y un “fondo de nevera” esencial, que da muchísimo juego. También probé una vez a usar la batidora en vez del pasapurés y no me gustó el resultado, nada que ver.
    Yo suelo es congelarla, pero claro, no siempre tengo sitio. En este sentido me ha llamado mucho la atención tu sugerencia de conservarla en botes de cristal, ¿podrías explicarme exactamente cómo se hace? Gracias por tu blog, por el tiempo que le dedicas, y claro, sobre todo por tus recetas :) Un saludo desde el sur de España.

  3. Susana dice:

    Se me olvidaba, nos has preguntado por “nuestra” forma de hacerla. Yo no uso cayena ni pimienta, pero sí perejil fresco y, según me dé, juego con otras hierbas: a veces un ligerísimo toque de orégano y otras de culantro, pero tiene que ser fresco, si no…

  4. ROSA dice:

    Lo de triturar va en gustos , en casa siempre nos ha gustado más el color y el sabor que quedaal hacerlo con la turmix,aunque si me lo ponen de la otra manera , no le hago askos, soy aférrima del tomate frito casero.
    Muxuak

  5. Mercedes dice:

    Alfonso, seguro que la proxima vez que coincidamos te vemos más moreno por toda la salsa de tomatem con licopeno que te estás zampando jejeje.
    Los mejores tomates que yo he comido, y sigo comiendo cada vez que voy a casa, son de Miajadas, de la zona de regadío de Extremadura, de verdad, impresionantes. Mi madre con ellos hace unos gazpachos de morirse, e incluso se los lleva de vacaciones a Asturias, q allí son mucho más caros y simplones.

  6. maribel dice:

    Me ha gustado mucho esta versión de la salsa de tomate, entre otras cosas porque es completísima y tienesw mucha razón cuando aclaras lo de la batidora.
    Pienso probar a hacerla asi, yo la simplifico muchísimo, pero siempre “emboto” y tengo todo el año.
    Gracias

  7. Carme dice:

    Una salsa de tomate frito estupenda para hacer conservas y tenerla siempre a punto en la despensa.

    Saludos

  8. marisa dice:

    me encanta la salsa de tomate casera, sobre todo en el desayuno; también acompaño la tortilla de patata con esta salsa ¡es un pecado!

  9. Richard Nahoum dice:

    Una pinta deliciosa…
    Pero una pregunta: En el punto 6 entiendo que no, pero en el punto 4, ¿Dejas la cazuela destapada? A mí no me queda tan líquido después de tenerlo media hora sin tapa :(

  10. @Richard Tanto en el punto 4 como en el 6 cocino sin tapa… que luego se pone perdida la vitro :)) Y queda tal cual, si no te queda tan líquido siempre puedes añadir un poquitín de agua, pero poca.
    Ya me dirás qué tal un arroz blanco con la salsa de tomate que has preparado :)) ¿De rechupete?

  11. buena receta, sugiero el uso del oregano o tomillo fresco y algo de albahaca, se puede sustituir la cayena por un peperoncino cortado muy fino para el toque picoroso. buen provecho

  12. Conchi dice:

    Y así, en el bote de cristal se conserva bien? Por cierto, manda unos cuantos tomates de esos de tu madre que seguro que están buenísimos :)

  13. Carta astral dice:

    Me encanta la salsa de tomate frito, creo que es mi preferida, pero hasta el momento solo la podia comer en los restaurantes ya que no la sabia preparar

  14. Patricia dice:

    Vivo en EEUU y siempre ando buscando los sabores de la ninez. Mis hijas que se vuelven locas con la salsa de tomate de la pasta de alli me comentaban que ninguna de las de aqui les gustaba. Me decidi ayer hacer la tuya. No les dije nada hasta que probaron la salsa y me dijeron mama por fin una salsa como la de Espana donde la encontraste? Les dije que la hice de cero ,costo trabajo sobre todo la parte del pasapures pero merecio la pena. Me salieron tres tarros grandes que guardare como oro en paño. Me encantan todas tus recetas y me bajo todos los recetarios. Soy una fan tuya. Si vas a dar un curso en Madrid durante las Navidades me acercare.

  15. sandoa dice:

    Me encanta el tomate y esta salsita…….mmmmm

  16. salome dice:

    Cuales son esas 2 fruterías de Madrid?

    • Alfonso dice:

      Hola Salome! Me encanta Efecto Fruta, tienes varias por Madrid y Frutas Vazquez. Suelo ir casi todos los días a Efecto Fruta en San Sebastián de los Reyes. Pero sin duda, tienes un montón de ellas, siempre me fió de lo que me diga mi frutero/a, son los que mejor conocen el genero que venden :-)

  17. Elisa Gpe. dice:

    ME ENCANTAN LAS RECETAS DE RECHUPETE….LAS RECETAS Y EL MODO DE EXPLICAR, DE DECIR LAS COSAS….TODO ESO ME GUSTA…SIGAN ASI, LOS FELICITO, AQUI TIENEN A UNA FIEL SEGUIDORA QUE ESTÁ PENDIENTE DE SUS RECETAS….MUCHOS SALUDOS… ELISA.

  18. Mylenne dice:

    Hola Alfonso, soy de venezuela y una súper fanática de tu pagina. Me encantan todas tus recetas. Quisiera preguntar si no tengo el pasa puré que otro utensilio podría usar? Gracias

    • Alfonso dice:

      Hola Mylenne! Mil gracias por tus palabras! Fácil, puedes emplear batidora eléctrica de mano y sino tienes, valdría con un colador grande, aunque llevaría más tiempo. Espero que te quede una salsa de tomate de lujo :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *