Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Arroz caldoso de mejillones y rape

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos
arroz caldoso con mejillones

Info.

Ingredientes para Arroz caldoso de mejillones y rape

  • 400 gr. arroz redondo tipo bomba
  • 300 gr. rape limpio
  • 500 gr. mejillones
  • 1 zanahoria
  • 1+½ cebolla
  • ½ puerro
  • Perejil fresco
  • 2 dientes de ajo
  • 100 ml. vino blanco
  • 150 ml. de salsa de tomate
  • Sal (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra

Arroz caldoso de mejillones y rape. No sé si estaréis de acuerdo conmigo, soy de la opinión de que recetas de arroz son las más socorridas en casa, además de un acierto seguro, una opción saludable y nutritiva como menú para toda la familia. La cantidad de recetas que podemos preparar con arroz son casi infinitas. En el blog tenéis una pequeña muestra de ello son este arroz a banda, un arroz de marisco, un increíble arroz con bacalao, un sorprendente risotto con boletos y langostinos, un tradicional arroz con alcachofas y cordero… podemos decir que casi con cualquier ingredientes que tengamos por casa podemos hacer un arroz para chuparse los dedos.

Hoy he preparado un arroz caldoso de mejillones y rape, un arroz marinero súper jugoso con toda la esencia del mar muy similar al arroz con rape y langostinos que tanto éxito tiene en el blog. A pesar de llevar entre sus ingredientes moluscos y pescado, no se trata de una receta especialmente cara, y el resultado es de lo mejor. El quid de la cuestión está en conseguir sacar toda el alma de los mejillones y el rape para que el arroz adquiera textura y sabor. Si conseguimos un caldo consistente y bueno, el arroz es casi imposible que no esté de rechupete.

Al tratarse de un arroz caldoso, en esta ocasión, el resultado es jugoso y sabroso. La variedad de arroz que mejor va con este tipo de arroz es el arroz bomba. Un arroz de grano corto, redondo, de color perlado, que necesita de 4 a 5 partes de caldo por cada parte de arroz. El que yo he utilizado en esta receta es de la Denominación de Origen Arroz de Calasparra (Murcia). La particularidad de este arroz es que multiplica su volumen inicial por dos durante la cocción sin perder la forma. Además, su alto contenido en amilosa (un tipo de almidón) hace que los granos queden sueltos tras la cocción, lo cual nos interesa para este plato.

Sólo tendremos que tener claro el tiempo de cocción del arroz para que nos quede en su punto y añadir la proporción de agua necesaria para que permanezca el estupendo caldo de la cocción una vez terminado el plato. Se trata de un arroz perfecto para acompañar con pan y disfrutar con tiempo.

Preparación del arroz caldoso con mejillones y rape

  1. Ponemos los mejillones en una cazuela con un dedo de agua y los ponemos al fuego. Desde el momento en que comience a hervir el agua tardarán unos 4 o 5 minutos en estar listos, casi al momento de abrirse. Escurrimos el agua colándola y la reservamos. Retiramos los mejillones de sus conchas y le quitamos las barbas. Reservamos.
  2. Limpiamos el rape retirándole las pieles y las espinas que reservamos para hacer el caldo. Cortamos el pescado en dados y reservamos.
  3. En una cazuela ponemos las espinas del pescado, la zanahoria, ½ cebolla pelada y entera, el puerro limpio y entero y unas ramitas de perejil. Cubrimos con el agua de la cocción de los mejillones bien colada para eliminar cualquier resto de arena y completamos con agua. Salamos y cocinamos durante 40 minutos hasta que tengamos un caldo de pescado bien rico.
  4. En una cazuela ancha doramos la cebolla troceada en daditos y los dientes de ajo, con 3 cucharadas de aceite de oliva. Sofreímos durante 10 minutos y añadimos el perejil troceado. Continuamos el sofrito hasta que la cebolla esté bien blandita.
  5. Añadimos el vino y cocinamos durante 5 minutos para evaporar el alcohol, incorporamos la salsa de tomate y seguimos la cocción durante 5 minutos más.
  6. Añadimos el arroz a la cazuela y revolvemos para que se integre en el sofrito. Dejamos que se cocina durante 2 o 3 minutos antes de cubrirlo de agua. Calculamos una proporción de 4 partes y media de agua por cada una de arroz ya que lo que queremos es que nos quede un arroz caldoso. Dejamos que se cocine al arroz durante unos 18 minutos desde que empiece a hervir.
  7. Unos minutos antes de que el arroz esté listo distribuimos el pescado por toda la superficie del arroz, y unos minutos después los mejillones sin concha. Cocinamos hasta que el arroz esté en su punto y el pescado cocinado pero tierno, unos 10 minutos.
  8. Servimos este arroz bien caliente acompañado de un trocito de pan rico para mojar. Se trata de una receta saludable y con mucho sabor, un plato de rechupete.

Este arroz caldoso marinero tradicionalmente se comía con cuchara de palo pero os recomiendo una cuchara de metal. Debe quedar bastante caldoso pues todo el sabor esta en el caldo y en el interior del arroz. Podéis añadirle un poco de pimienta negra recién molida, al final de la preparación para que tenga un punto picante, sólo el punto, le queda muy bien. Una receta de arroz que se disfruta muchísimo, de rechupete.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de este arroz caldoso marinero en este álbum, no os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Consejos y recomendaciones para un arroz caldoso

  • El caldo es la clave del sabor, nunca harás un buen arroz si no tienes un buen caldo. A la hora de hacer el fumet, también se pueden utilizar las cáscaras de unos langostinos o gambas (y sus cabezas), le daréis más intensidad a vuestro arroz y más sabor a marisco. Os lo explico en el post del caldo o fumet de langostinos.
  • Cuando hablamos de cantidades de líquido para un arroz debemos tener en cuenta el tipo de preparación. La cantidad de caldo a usar también depende del tipo de arroz que vayamos a cocinar, en este caso arroz bomba. Un arroz seco suelen ser 2 partes y media de caldo por cada una de arroz. Un arroz meloso, 3 partes de caldo por cada una de arroz. Y un arroz caldoso, 5 partes de caldo por cada una de arroz.
  • Por supuesto, no sirve cualquier variedad de arroz para preparar este plato, os recomiendo la variedad de arroz bomba. Es una arroz caro, pero merece la pena, no solo por el resultado final del plato, sino también porque cunde mucho. El arroz caldoso utiliza bastante más caldo que el arroz meloso, que solo utiliza un poco más de caldo que un arroz seco. Por eso para preparar un arroz caldoso necesitarás utilizar un recipiente amplio como una cazuela, una sartén honda o una tartera.
  • No es necesario decir que, al abrir los mejillones, se deben desechar los que estén rotos antes de echarlas a la cazuela, y los que no se hayan abierto después de cocidas, porque lo más probable es que estuviesen muertas.
  • El reposo que suelo recomendar en los arroces secos en este tipo de preparación de arroz caldoso no es necesario. En los arroces caldosos (que tienen mucho caldo caliente) no es necesario hacerlo, pues el arroz ya está en su punto al final de la receta y corre el riesgo de pasarse. Por lo general este arroz se suele convertir en arroz pasado a los 10 minutos de hacerlo, así que servirlo inmediatamente en la mesa y a comer.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Marina Zamora dice:

    DIVINO, FACIL, ECONOMICO, SENCILLO Y BUEN PROVECHO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *