Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pulpo gallego a la plancha o frito

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 1 voto
Receta de pulpo gallego a la plancha

Info.

Ingredientes para Pulpo gallego a la plancha o frito

  • 1/2 pulpo Gallego Pereira, 1 k aproximadamente o 4 patas de pulpo. (de Galicia Calidade)
  • 8 cachelos medianos. Patatas Conde (de Galicia Calidade)
  • Sal gruesa o incluso mejor, sal en escamas (al gusto)
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce de La Vera.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla grande
  • 2 hojas de laurel
  • 5 ajos
  • Para el Ajoaceite: 1 diente de ajo, 1 huevo, sal y aceite de oliva virgen extra.

Cómo preparar pulpo a la plancha o frito. Hoy hemos preparado una receta con marisco, un plato de domingo excepcional: pulpo a la plancha con cachelos acompañado de ajada y un poco de ajoaceite con pimentón. Esta receta le va a encantar al que le guste el pulpo, además os aseguro que os quedará perfecto con todos los secretos para cocer el pulpo en su punto. Este plato tiene todo el sabor e ingredientes de la preparación a la gallega pero mejorado con el toque crujiente de la piel churruscadita. He añadido al plato un poco de ajoaceite muy típico en la zona Alicante donde he estado de vacaciones ya que le va genial, por allí se lo ponen a todo desde el arroz a los calamares.

El pulpo lo podemos cocinar de infinitas maneras, desde el clásico pulpo a la gallega, un original pulpo al horno, como lo hacen en Mugardos, a la Mugardesa (en forma de guiso), a lo Sochantre, confitado (una de las recetas favoritas de Picasso), en tempura, acompañando un arroz o risotto … o como en este caso a la plancha. Cuando cuezo un pulpo normalmente empleo las cabezas para hacer croquetas, las puntas de las patas para esta receta y el resto para hacer talladas grandes para el pulpo á feira. Una vez cocidas la cabeza y las puntas van directamente al congelador, y así ahorro tiempo para hacer este plato.

En la receta hemos empleado productos de calidad, así la receta ya tiene muchos puntos para que salga bien, de rechupete. Los productos de mi tierra bajo el nombre de Galicia Calidade son un acierto, poco a poco los iréis conociendo todos y ya me contaréis. Hoy podréis ver como un pulpo de calidad lo es todo, Gallego Pereira es una empresa coruñesa, de Camariñas. Adquiere la materia prima en las lonjas de origen, recién capturado, con pulpo que no lleva ningún tipo de aditivos ni engorde. Este plato está muy bien acompañado, con cachelos gallegos de Patatas Conde, de mi tierra, Ourense. Aquí os dejo con una receta de diez para los que le guste el pulpo, ya me diréis si lo preparáis.

Preparación del pulpo a la plancha

  1. Sacamos el pulpo un día antes del congelador y lo pasamos al frigorífico para que se descongele. Es muy importante hacerlo en una cazuela o un bol grande pues va a soltar mucho líquido y puede desbordar. A la hora de cocinar lo pasamos un poco por agua fría para quitar posibles impurezas.
  2. Ponemos una cazuela (la más grande que tengamos) al fuego con agua y una cebolla pelada entera, no añadimos sal pues el pulpo se sala al final, en la presentación. Cuando rompa a hervir añadimos el pulpo: lo cogemos por la cabeza y “lo asustamos”, esta técnica consiste en meter y sacar el pulpo 3 veces de la cazuela para conseguir que quede tieso y no se le caiga la piel durante la cocción.
  3. Cocemos el pulpo durante unos 30 minutos a fuego medio (dependerá del tamaño). Hay que pincharlo de vez en cuando para ver como está de duro, en esta ocasión vamos a dejarlo casi hecho pero no tanto como para prepararlo á feira. Si queremos el pulpo para hacerlo a la gallega necesitaréis 15 minutos más. Si no tienes la posibilidad de cocer el pulpo puedes comprarlo ya cocido en cualquier pescadería o supermercado, no sale igual pero para un apaño puede valer.
  4. En otra cazuela, o en la misma (si usais el mismo caldo de cocer el pulpo las patatas cogerán color), cocemos las patatas con piel y añadimos una cebolla y dos hojas de laurel. En veinte minutos deberían estar en su punto, probad con un tenedor y recordad que vamos a acabar de prepararlas marcándolas en la plancha.
  5. Pelamos los ajos y reservamos uno, el resto los vamos a laminar finamente. Añadimos los ajos (el entero también) y 3 ó 4 cayenas a una sartén y los confitamos. Los dejamos en el aceite durante 10 minutos a fuego bajo, retiramos y añadimos la media cucharadita de pimentón. Así evitamos que se queme el pimentón y no fastidie la receta. Sacamos el ajo entero y reservamos el resto.
  6. Calentamos un poco de aceite en una plancha o sartén. Un pequeño consejo: frotad con el ajo confitado la plancha ya caliente, ya veréis que buen toque le va a dar a la receta. Colocamos las patas de pulpo cuando veamos que la plancha está ya muy caliente y dejamos que se doren por los dos lados, no conviene hacerlo mucho para que no se seque, apenas cinco minutos. Hacemos lo mismo con las patatas que cortaremos en dos y marcaremos en la plancha. Retiramos y vamos montando el plato.
  7. Para presentarlo sazonamos el pulpo a la plancha con un poco de sal Maldon y servimos junto con las patatas con la ajada por encima y un poquito del aceite con pimentón. Acompañamos el plato con un cucharadita de ajoaceite. Os aseguro que está de rechupete.

Preparación del ajoaceite

Lo mejor es preparar el ajoaceite mientras se hacen las patatas y el pulpo, para luego poder servirlo todo junto mientras aún están calientes.

  1. Introducimos al vaso de la batidora el diente de ajo entero que hemos confitado previamente y añadimos aceite de oliva virgen extra hasta cubrir 1 cm del vaso, echamos una pizca de sal. A continuación añadimos el huevo y metemos la batidora hasta el fondo del vaso. Empezamos a batir dejándola fija y notaremos que en unos segundos emulsiona, es decir, se convierte en crema. En ese momento es cuando debemos subir y bajar la batidora en un movimiento lento, de esta manera logramos integrar el aceite completamente con el huevo.
  2. Cuando haya cuajado podemos incrementar el volumen añadiendo un poco más de aceite de oliva virgen extra. Aunque con esta medida es suficiente para acompañar la receta. A las patatas les va de vicio un poco de ajoaceite. Adornamos con un poquito de pimentón de La Vera, no en exceso, sólo para darle color.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Las recetas de pescado y marisco son perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Olga dice:

    Intentaré hacerlo. Parece muy apetitosa

  2. Vicente dice:

    Gracias por compartir con todos nosotros. Enhorabuena por esta web.

  3. Lola dice:

    Alfonso ¡Qué buena pinta…! mmm Sólo ver la foto de la receta y ya apetece prepararlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *