Recetas de rechupete
Recetas de tapas y aperitivos

Olivada de aceituna negras o Tapenade casera

  • 6 personas
  • Preparación muy fácil
  • 0,6 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
Receta de olivada

Ingredientes

  • 300 gr. de aceitunas negras de calidad
  • 1 diente de ajo
  • 5 tomates secos
  • 8 hojas de albahaca fresca
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 filetes de anchoas y parte del aceite de oliva que trae la lata (si no os gusta con anchoa, calculad la cantidad de sal para la crema)
  • 10 gr de piñones o nueces

Hace poco que me he aficionado al sabor de esta receta, seré sincero, la probé hace unos años y no me entusiasmaba demasiado. Pero desde hace unos meses mi paladar debe haber cambiado, pues me he hecho super fan de la Tapenade. Lo he introducido en mi cocina de manera salvaje, tanto para untar en una tosta recién hecha como acompañamiento de pescados y carnes, incluso como base de alguna salsa que ya os explicaré más adelante.

Para aquellos que os suene a chino la palabra tapenade, proviene del término provenzal “tapéno“, que en castellano significa “tápenas” o “alcaparras“. Este alimento popular en la cocina del sur de Francia, donde es servido como aperitivo, se dice que fue inventado hace algo más de 100 años por el chef en La Maison Dorée en Marseille, aunque está documentado que este tipo de pastas a base de aceitunas ya existían desde muchos años atrás. Esta pasta consiste en aceitunas negras machacadas finamente junto con alcaparras, anchoas y aceite de oliva virgen extra. Esta base principal se puede tunear al gusto del consumidor, con los ingredientes que más os gusten en casa. Puede añadirse ajo (no os paséis con él), hierbas provenzales, albahaca, orégano, zumo de lima o de limón, frutos secos, algún licor que os apasione o incluso atún en migas. También se pueden ver variaciones con aceitunas verdes o tomates secos.

Perfecta para untar en una tostada, como base de un buen bocata o como condimento de unos filetes de cerdo o ternera, aliños para ensaladas, pescado o verduras a la plancha. Espero que os guste y la preparéis en casa.

Preparación de la olivada negra

Esta receta la puede hacer hasta un niño, incluso puedes prepararla en cantidad y dejarla en la nevera cubierta por una capa de aceite de oliva virgen extra hasta 15 días y por supuesto, congelar y emplear cuando os apetezca. La única pega es quitarle el hueso a cada aceituna, que lleva su tiempo, aunque ya he visto en el supermercado aceitunas negras sin hueso, mucho más caras pero que ahorran tiempo al proceso.

  1. Deshuesamos las aceitunas negras y reservamos. Si son sin hueso, las escurrimos bien del líquido del bote y las añadimos al vaso de la batidora. Ponemos todos los ingredientes (incluido también el aceite de la lata de anchoas) excepto el aceite de oliva virgen extra y trituramos con la batidora hasta formar una crema o pasta.
  2. Añadimos aceite de oliva a la mezcla según le vaya haciendo falta hasta que quede ligada.

Y ya tendríamos nuestra olivada casera, nada que ver con las que se compran por ahí, además la ventaja de hacerla en casa es que es al gusto de cada uno. Espero que os animéis a prepararla, ya me contaréis.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos deliciosos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir
Cocina & recetas