Recetas de rechupete

Recetas de patatas, salsas y guarnicionesRecetas de tapas y aperitivos

Huevos rotos o estrellados con tomate y queso Idiazabal

  • 4 personas
  • Preparación Fácil
  • 1,9 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 25 minutos
Receta de huevos rotos con tomate y queso

Ingredientes

  • 1 k de patatas nuevas de Málaga o similar (unas 5-6 patatas grandes)
  • 6 huevos
  • 6 tomates medianos tipo Kumato (o vuestro tomate preferido, mejor que no este muy maduro)
  • 1 buen taco de queso Idiazabal (el toque del queso a vuestro gusto, a mi me gusta con mucho)
  • Aceite de oliva virgen extra Abril selección (para freír las patatas)
  • Sal en escama (tipo Maldon), al gusto, recordad que el queso tiene sal.

No hay nada más glorioso que unos huevos con patatas fritas, y si le damos una vuelta de tuerca a esta simple receta, podemos preparar este plato de rechupete. Un plato sencillo reconvertido a gourmet: Huevos rotos con una base de tomate Kumato y queso Idiazabal. He tenido la suerte de compartirlo con todos vosotros y con una buena amiga, Amaya. Creo que la experiencia ha sido buena, lo hemos pasado muy bien y sobre todo hemos aprendido mutuamente.

Esta receta incorpora ingredientes muy sencillos, su base es todo un clásico de la cocina: huevos y patatas. Lo acompañaremos con todo el sabor de un buen tomate de huerta y uno de los quesos que más me gustan: el Idiazabal. Este queso no es demasiado conocido ni valorado en España, son pocas las personas que han tenido la fortuna de probar un verdadero queso Idiazabal de producción limitada (excluyendo las versiones industriales), elaborado con leche cruda de oveja Latxa y técnicas artesanales por pastores que cuidan sus propios rebaños.

Es un queso elaborado exclusivamente con leche de ovejas Latxas y/o Carranzanas.
 Su curación mínima tiene que ser de 2 meses y su tamaño es variable, pequeño o mediano, desde desde uno a tres kilos y dependiendo de su lugar de elaboración podéis encontrarlo ahumado o sin ahumar (mi preferido). Espero que en vuestras recetas probéis este tipo de queso y ya no podéis decirme que sólo cocino con quesos gallegos (como me comentaba el otro día un amigo). La receta de hoy es fácil y, a pesar de llevar productos de calidad, nada cara, un lujo de rechupete al alcance de todos.

Preparación de los huevos rotos o estrellados con Idiazabal y tomate

  1. Lavamos muy bien los tomates, en este caso un tomate un poco durito pero muy jugoso y lleno de sabor, de la variedad Kumato. Cortamos en rodajas de 1 cm para que no se nos deshaga el plato cuando vayamos a comer. Colocamos el tomate cubriendo el plato donde vamos a presentar nuestros huevos rotos.
  2. Rallamos de manera generosa el Idiazabal encima de la base de tomate hasta que estén totalmente cubiertos. Es importante que dejemos parte del queso rallado para acabar el plato. El queso se fundirá con el calor de las patatas recién hechas y conseguiremos ese sabor que queremos para nuestros huevos rotos gourmet.
  3. Pelamos las patatas, las lavamos en agua fría y las cortamos en rodajas de medio centímetro, es decir, patatas panaderas. También las podéis cortar en tiras, el resultado es similar pero menos vistoso a la hora de presentar el plato. Las secamos con papel absorbente de cocina y reservamos.
  4. Ponemos una sartén bien grande al fuego con el aceite de oliva virgen extra Abril selección. Calentamos el aceite, echamos un pedazo de patata y cuando salgan burbujas añadimos el resto. Freímos a fuego medio durante unos 12-15 minutos aproximadamente. Es importante que no queden muy crujientes pero tampoco cocidas, tenéis que ir pinchando para saber cuando están en ese punto medio.
  5. Retiramos las patatas con una espumadera y las escurrimos bien. Salamos y colocamos en la fuente que tenemos reservada con el tomate y el queso. Retiramos el aceite de la sartén, lo podéis utilizar perfectamente para otras recetas.
  6. El punto clave de la receta está en los huevos. Echamos a la misma sartén una cucharada de aceite de las patatas y freímos los huevos sin que terminen de cuajarse, no deben quedar muy hechos (la yema debe estar líquida). Los colocamos encima de las patatas y los rompemos con una cuchara de madera o un cuchillo. Rallamos un poco más de queso Idiazabal y a la mesa. No esperéis mucho que se enfrían.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas