Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Gofres caseros

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 0/5
  • 0 votos
gofres

Info.

Ingredientes para Gofres caseros

  • 250 gr. harina de fuerza
  • 90 ml. leche entera
  • 25 gr. levadura fresca de panadería
  • 2 huevos medianos
  • Una pizca de sal
  • ½ cdita. esencia de vainilla
  • 125 gr. mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. azúcar perlado

Gofres caseros con nata. En Bélgica existen varias recetas de postres que triunfan en todo el mundo, el dulce más conocido y que es toda una institución son los gofres. La fama de estas tortas es tal que ha traspasado fronteras, pasando a ser un pastel de consumo habitual en muchos países de Europa y en Estados Unidos. Con tanta fama como las deliciosas tortitas americanas, el famoso tiramisú italiano o el sencillo flan de huevo.

El gofre, gaufre en francés, waffle, wafol o wafle, es una especie de torta crujiente en su exterior, que se cocina entre planchas calientes. Su característica forma en cuadrícula viene precisamente de las planchas tradicionales, originariamente de hierro fundido, con las que se prepara. En Bélgica existen varios tipo de gofres, los llamados belgas de forma genérica y los gofres de Lieja, Liège waffle, propios de esa ciudad.

Si lo que queremos saber es cuál es el verdadero, la respuesta es todos, cada gofre es el auténtico en su zona de origen. El más conocido y comercializado tanto dentro como fuera de sus fronteras es el gofre de Lièja. El que podemos encontrar en los puestos callejeros o en cualquier establecimiento. Ese es el gofre del que hoy os traigo la receta.

Una de las características de este gofre es el tener una masa mullida y dulce. De exterior crujiente, gracias a la presencia en su masa de bolitas de azúcar que, al caramelizarse, aportarán ese punto de caramelo crujiente. Por esto es fundamental incluir entre los ingredientes el azúcar perlado. Esas bolitas de azúcar que harán que nuestros gofres nos recuerden inmediatamente a esos que consumíamos de pequeños. No esperéis más para haceros con una gofre y empezar a preparar gofres para el desayuno o la merienda, están de rechupete.

Preparación de gofres belgas

  1. En una taza calentamos ligeramente la leche y disolvemos en ella la levadura fresca. Es importante no calentar la leche demasiado, ya que el exceso de calor mataría la levadura.
  2. En un bol grande incorporamos la harina y la sal. Mezclamos y hacemos un hueco en la parte central donde añadimos la leche con levadura y los huevos. Con un tenedor comenzamos a integrar los ingredientes hasta que tengamos una masa más o menos homogénea.
  3. Dejamos que fermente la masa, tapada con papel transparente, durante 30 o 40 minutos en un lugar cálido. Un sitio perfecto podría ser el horno previamente templadito y apagado.
  4. Pasado este tiempo añadimos la mantequilla en trocitos y comenzamos a amasar hasta que se haya integrado en la masa. Agregamos el azúcar perlado. Amasamos unos minutos más para que el azúcar se distribuya.
  5. En esta ocasión el azúcar perlado que he utilizado es bastante grande. Por eso lo he triturado un poco en un mortero para reducir el tamaño de las piedras. Es fácil de encontrar en varios súpermercados, yo lo compro en Mercadona.

Preparación final y presentación de los gofres

  1. Untamos la gofrera con mantequilla y la calentamos. Cuando esté caliente añadimos una porción de la masa en cada uno de los huecos de la gofrera y cerramos.
  2. Calentamos durante uno 6 o 7 minutos. El tamaño de las porciones será más o menos como el de dos cucharadas.
  3. No es necesario que cubra toda la superficie ya que al cerrar la gofrera se extenderá la masa. Podéis ver, en el paso a paso fotográfico, este paso con más detalle.

Lo ideal es disfrutar de este dulce recién hecho acompañado de un chorrito de chocolate caliente, nata montada, caramelo o una bolita de helado. ¿Os imagináis una merienda más de rechupete?

Podéis ver en este paso a paso como preparar estas gofres belgas y que te salgan perfectas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Elena dice:

    ¡¡A ver qué hago yo sin gofrera!! Se ven deliciosos : ) ~~~ Una pregunta… El azúcar perlado, ¿dónde lo consigues?

  2. Lucia Carmona Paez dice:

    Hola! Tengo moldes de silicona. En el horno, cuanto tiempo seria? Gracias

    • Alfonso dice:

      Hola Lucia! Me imagino que tendrás los moldes de silicona estilo Lekue. La textura crujiente no queda igual que en la gofrera y la masa es distinta, pero el sabor es muy similar.
      Para hacerlos al horno necesitas los siguientes ingredientes: 100 g de mantequilla, 3 huevos, 4 cucharadas de azúcar, 350 ml de leche entera, 250 g de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo tipo Royal y una pizca de sal. La mezcla de todo ello será casi líquida con lo que te tienes que ayudar de una jarra para luego verter en los moldes.
      -Para ello precalienta el horno a 220º C con calor arriba y abajo.
      -Pon papel de hornear en una bandeja de horno que no sea de rejilla, y coloca los moldes encima.
      -Pon la mezcla en ellos ayudándonos de una jarra. La cantidad está pensada para los 8 gofres que salen con los 2 moldes que vienen en la caja, y que caben en una bandeja de horno. La mezcla debe llegar hasta el mismo borde del molde. Ve repartiéndola poco a poco entre todos para que queden del mismo tamaño.
      Hornea 10 minutos y cuando esté deja enfriar un par de minutos. Los sacamos del horno y volvemos a hornear durante 5 minutos hasta que tengan un color dorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *