Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Codornices en salsa de verduras

codornices en salsa

Info.

Ingredientes

  • 6 codornices de 180 g. cada una aprox.
  • 150 g de zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1/2 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • 300 ml. (un vaso de vino blanco)
  • 50 g de jamón serrano
  • 50 ml. de brandy o coñac
  • 800 ml de caldo de ave
  • Harina para rebozar las codornices
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Codornices en salsa. No os pasa a veces que después de comer determinado plato os vienen a la mente un montón de recuerdos asociados al mismo. Eso me pasa a mi con las codornices, mi madre las prepara de una manera determinada que a mi nunca me salen, y eso que a veces estoy con ella en toda la elaboración de la receta. Ayudarla incluso a picar todos los ingredientes, añadirlos a la cazuela, sofreírlos ver como un bobo como se va haciendo en la cazuela… y sale tal como recuerdo. Vuelvo a repetir el mismo proceso en mi casa, sin ella, y no sale igual… sí, unas codornices cojonudas, muy ricas, pero no son iguales.

Bueno, pues después de muchos años, he conseguido que esta receta me salga casi igual (al 97%) que la de ella. Y os digo el secreto, pues como en todo, la repetición, el hacerla un montón de veces para cogerle el punto. Una de esas recetas con carne que tenemos en el blog tal como preparaba mi abuela, ahora la siguen cocinando mi tía y mi madre, y creo que me he convertido en heredero de la receta para compartirla con todos vosotros. En el blog podéis encontrar otras recetas igual de buenas, codornices guisadas con setas, codornices con salsa de verduras y manzana o las clásicas codornices escabechadas.

Para un plato de codornices estofadas o guisadas en salsa es importante que nos decantemos siempre por productos de calidad, tanto en la carne, como en lo que la rodea. Para que salga una receta digna de un día festivo y que alegren a toda la familia. La carne de la codorniz es muy magra y con un sabor muy sutil, ideal para servir como segundo plato en un menú especial. Al ser una ración pequeña y muy vistosa se puede partida a la mitad para que sea fácil de comer, acompañada por la salsa de verduras y unas patatas torneadas o por que no, unas patatas duquesa. La combinación de sabores de estas codornices, nos hará la boca agua. Os animo a que preparéis alguna de estas recetas con codornices, que se conviertan en vuestras … ahí lo dejo ¡Buen provecho!

Preparación de las codornices en salsa

  1. Las codornices que podemos encontrar en los supermercados vienen ya desplumadas y evisceradas, aunque siempre quedan restos por dentro. Debemos mirar si queda algo entre las alas y patas, además yo siempre las lavo por si acaso. Si las encontráis en una carnicería de caza mejor, aunque son mucho más laboriosas de limpiar.
  2. En este caso he usado de criadero, 4 codornices bien grandes de unos 180 gr. que ya venían limpias, pero lo mejor es lavarlas con un poco de agua templada, las secamos con papel absorbente y reservamos para su preparación.
  3. Salpimentamos y pasamos por harina. Doramos en una cazuela con unos 150 ml. de aceite de oliva virgen extra, no demasiado, sólo para sellarlas y que no suelten líquido (lo queremos dentro, no fuera). A los 10 minutos cuando estén doradas por los dos lados, retiramos de la cazuela. Reservamos.
  4. Lavamos y picamos finamente todas las verduras. Cortamos también el jamón serrano en trocitos pequeños. En esa misma cazuela añadimos un poco más de aceite al que hemos empleado para sellar las codornices y sofreímos todas las verduras hasta queden pochaditas. Primero añadimos la cebolla, luego el diente de ajo, el puerro y por último el jamón, no será más de 10 minutos pero depende de la temperatura del fuego. Salpimentamos.
  5. Cuando las verduras estén blandas y con color, añadimos el brandy o el coñac y dejamos que hierva.
  6. Añadimos las codornices a la cazuela con las verduras y ponemos a tope de temperatura, vertemos el vino blanco y removemos todo para que se junten los sabores e ingredientes. En unos 5 minutos habrá reducido el alcohol y líquido, bajamos la temperatura a la mitad y añadimos poco a poco el caldo de ave, vamos removiendo durante unos 20 minutos a fuego medio bajo.
  7. Retiramos las codornices a un plato y trituramos la salsa con el pasapurés, un chino o con la batidora (aunque con la batidora la salsa queda con un color más feo que si lo hacemos con el pasapurés o un colador de malla fina y aplastamos las verduras para que pase casi toda la verdura, os recomiendo esta última opción). Lógicamente si os gusta la salsa con los trocitos de verduras, está igual de bueno.
  8. Añadimos a la cazuela con la salsa las codornices, un poquito de agua hasta casi cubrirlas, la hoja de laurel, la ramita de tomillo y probamos de sal (si hiciese falta añadimos un poco más). Guisamos a fuego medio-bajo durante 50 minutos si son codornices de caza, hasta que la carne esté blanda (la pechuga es la parte más dura). Si las codornices son de granja con 25-30 minutos será más que suficiente. Si el caldo no cubre completamente las codornices mientras cuecen, les damos la vuelta de vez en cuando.
  9. Retiramos las codornices y partimos a la mitad (quedan mejor presentadas y son más fáciles de comer), servimos con la salsa de las verduras y espolvoreamos con un poco de perejil fresco para adornar. No os olvidéis de un buen pan para mojar la salsa, ¡está gloriosa! Dice mi chica que es una receta de lo más entretenida de comer, tenéis que dejar los huesitos bien limpios.
  10. Acompañamos este plato con una ensalada de lechuga, tomate y cebolla y tendréis garantizado un lujo de sabores en vuestro paladar. Aunque unas patatas fritas torneadas le dan al plato un aspecto festivo,

Las codornices son una delicia y  hay una gran cantidad de maneras de elaborarlas. Su carne es muy magra, con una calidad extraordinaria, gran terneza y de muy buen aspecto. Son ideales para servir como segundo plato en un menú especial con la familia, al ser una ración pequeña y muy vistosa presentándose la pieza entera con las verduras a los lados.

Esta receta con codornices se puede hacer, adaptando los tiempos de cocción, con perdices, picantones, o simplemente unas pechugas de pollo de corral si no os gusta encontrar huesos.

Dependiendo del tamaño de la ración que queramos servir, en función de lo abundante que sea el resto del menú, podemos disponer 1 o 2 codornices por persona. La salsa esta de rechupete, si sobra, recomiendo guardarla, incluso su congelación. Es perfecta para añadir a otros guisos de carne o aves.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de cómo sellar las codornices en este albúm.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *