Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Bocados de chocolate o Cake Pops

  • 8 personas
  • Preparación media
  • 0,5 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
Receta de cake pops

Ingredientes

  • 2 huevos grandes (bizcocho)
  • 140 gr. de azúcar blanquilla (bizcocho)
  • 120 gr. de harina de trigo (bizcocho)
  • 120 gr. de mantequilla (bizcocho)
  • 2 +1/2 cucharadas soperas de cacao en polvo 70% sin azúcar (bizcocho)
  • 1 medida de cuchara de postre de levadura química para hornear tipo Royal (bizcocho)
  • 1 cucharadita de postre con extracto de vainilla líquida Vahiné (bizcocho)
  • 60-70 ml. de leche entera (bizcocho)
  • Preparado de Candy Melts (decoración final)
  • Fideos de chocolate (decoración final)

Los cake pops están muy de moda en América y desde hace poco tiempo arrasan en España. Sea pasajera o no, hay que reconocer que son muy vistosos y ofrecen un sinfín de posibilidades. Y es que la próxima vez que tengáis un bizcocho seco rodando por la casa y no sepáis que hacer con él, podéis emplearlo para hacer este dulce, es una de las mejores recetas de aprovechamiento. Los cake pops no son otra cosa que unos mini bizcochos de un sólo bocado con una presentación de morirte ya que puedes decorarlas con todo lo que tu imaginación permita. Su mayor propulsora es Angie Dudley, también conocida como Bakerella.

La palabra cake pops viene del inglés, “cake” que significa bizcocho o pastel y “pops” que se refiere a piruleta, es decir un bizcocho con palito. Otros nombres por los que podéis encontrarlos son bizco-bolas, bizcoletas, chupetines, “sweest on sticks”, cake balls (aunque cuando hablamos de cake balls nos referimos a pelotas de bizcocho sin el palito, como si fuera una trufa).

Son muy fáciles de preparar, aunque requieren su tiempo. Sólo debemos tener los ingredientes a mano y un poco de imaginación. Yo os presento una alternativa más ligera a la habitual ya que gracias a un nuevo molde de la marca Lekué podemos cocinar directamente el propio bizcocho con forma de bolita sin necesidad de emplear cremas para consolidarlo y darle forma.

Preparación de la masa para el bizcocho

Con los ingredientes que os he puesto salen unos 25 bolitas de bizcocho, del tipo bizcocho de chocolate.

  1. En un cuenco mezclamos la leche con el extracto de vainilla y reservamos. En otro cuenco tamizamos la harina, el cacao y la levadura, reservamos.
  2. En un bol batimos el azúcar con la mantequilla hasta que estén bien integrados y espumee. La mantequilla y los huevos deben estar a temperatura ambiente por lo menos un par de horas. Si, por lo que sea, los utilizáis directamente de la nevera, veréis al hacer la mezcla con la mantequilla que parecerá como si se cortara. No os preocupéis, los bizcochos saldrán igual pero para conseguir la máxima esponjosidad y la textura idónea lo ideal es que tanto la mantequilla como los huevos estén a temperatura ambiente.
  3. A la mezcla de azúcar y mantequilla le añadimos los huevos uno a uno, removiendo poco a poco. Agregamos más o menos la mitad de la mezcla de harina con cacao y removemos. Añadimos la leche que teníamos reservada y removemos de nuevo. Finalmente incorporamos el resto de harina con cacao y echamos la mezcla en el molde para bizcochitos de Lekué. Lo más fácil sería utilizar una manga pastelera para evitar fallos, pero podéis hacerlo perfectamente con la ayuda de un par de cucharas, eso sí, con buen pulso.
  4. Adaptamos la tapa del molde y metemos en el horno previamente calentado a 190º durante 12 minutos. No es necesario engrasar ni enharinar el molde, salvo en su primer uso, con lo que resulta muy cómodo. Transcurrido este tiempo dejaremos reposar el molde con la tapa puesta hasta que se enfríe totalmente. Una vez frío retiramos la tapa y ya tenemos las bolitas de bizcocho listas para decorar.

Decoración de los cake pops

  1. Para decorar este tipo de bizcochos lo más fácil es utilizar Candy Melts, un chocolate preparado fundir en este tipo de decoraciones que podréis encontrar en tiendas de repostería y en multitud de páginas web. Es fácil de fundir pues no necesita temperado y viene en unos colores fantásticos. Ideales para rellenar moldes sin preocupación, cubrir y decorar tus bizcobolas y cake pops. La ventaja de este tipo de chocolate es que tiene un secado mucho más rápido, lo cual es beneficioso debido a la forma de trabajarlo en los cake pops. En cualquier caso se podría emplear cobertura de otros chocolates pero al fundirlo queda mucho más líquido que los Candy Melts, con lo que cubrirá peor nuestras bolitas y además tardan más en endurecerse.
  2. Empezaremos preparando la cobertura, derritiendo el chocolate. Colocamos los candy melts en un cuenco pequeño y lo metemos al microondas a baja temperatura unos 30 segundos, se sacan, se revuelven y se vuelven a meter otros 30 segundos, y así hasta que estén fundidos. Si nos pasamos de temperatura o de tiempo o no los revolvemos de cada vez, se volverán grumosos y pueden quemarse. Ante la duda es mejor ponerlos menos segundos cada vez, para no correr riesgos.
  3. Puede ocurrir que una vez fundidos estén un poco espesos, no vale de nada volver a calentarlos, ya no se derretirán más y solo conseguiremos quemarlos. La solución es añadirles aceite de girasol (que tiene menos sabor) o mantequilla y revolver hasta que la mezcla esté licuada.
  4. Preparamos la base para la colocación de los palitos en las bolitas de bizcocho. Para ello, con la ayuda de uno de los palitos que después usaremos, hacemos una hendidura de 1,5 o 2 cm, sin pasarnos de la mitad de la bola. Mojamos el palito en el chocolate derretido que actuará como pegamento, lo metemos en la hendidura que acabamos de hacer y dejamos enfriar en el frigo unos minutos.
  5. Una vez secos los palitos en los bizcochos, iremos bañando cada bolita dentro del cuenco de chocolate dándole vueltas intentando que el exceso se caiga dentro del cuenco. Cuando veamos que no gotea lo colocaremos en un soporte. Como soporte podemos emplear el propio molde de Lekué, un trozo de Porexpan, las espumas verdes que usan en las floristerías o una taza llena de azúcar, por ejemplo.
  6. Como los Candy Melts se secan muy rápido tendremos que tener preparada la decoración que le queramos poner antes de comenzar con el baño, en este caso virutas de chocolate que espolvorearemos justo después de bañarlos de chocolate.

Espero que os hayan gustado y que os animéis a hacerlos ¡es muy divertido!.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas