Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Bica o bizcocho mantecado de Trives. Receta tradicional gallega

  • 8 personas
  • Preparación media
  • 0,6 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 80 min
Receta de bica

Ingredientes

  • 250 gr. de masa de pan (los 4 ingredientes siguientes)
  • Un vaso de agua tibia, 110 ml.
  • 2 gr. levadura fresca o 20 gr. levadura de panadería en polvo
  • Un pellizco de sal
  • 200 gr. harina de trigo El Amasadero
  • Para la bica: 6 huevos
  • 200 gr. de manteca de vaca (ya cocida) Se podría sustituir por mantequilla
  • 250 gr. de harina de trigo
  • 450 gr. de azúcar + 50 gr. para la cobertura
  • Canela en polvo
  • La ralladura de un limón (pequeño)

La “bica de Trives” es, a día de hoy, uno de los símbolos de este pueblo de la provincia de Ourense, aunque comparte  su éxito con otros “hits” de la gastronomía local como son los productos de la matanza, la castaña y los buenos vinos de las variedades mencía y godello. En este pueblo cuyo nombre completo es “A Pobra de Trives” celebran el último fin de semana de julio (este año 27 y 28) la “Festa da Bica de Trives” celebrando una comida popular y la consiguiente degustación de su bica mantecada. El ayuntamiento y los productores llevan ya tiempo intentando conseguir una “marca protegida” para este bizcocho característico de esta localidad y que sufre la competencia desleal de productos similares.

Esta bica es un postre marcado por dos de sus ingredientes imprescindibles: la masa de pan y la manteca de vaca, que le aportan una textura consistente, jugosa, con un sabor inconfundible, y alargan su conservación durante 10-12 días en buenas condiciones, eso sí, guardándola en un lugar fresco. La receta que usaremos nos la ha pasado una conocida de A Pobra de Trives que trabajó en una panadería, donde las suelen guardar bajo llave para preservar su exclusividad en la elaboración.

Es tanto el amor que le tenemos por estas tierras ourensanas que nos dan ganas de comerla en cualquier momento del día: en el desayuno, como postre principal o en la sobremesa acompañada de un buen licor-café, a la hora de la merienda e incluso por la noche acompañada de un rico vaso de leche. Podemos compañarla con una mermelada casera de fresa o frambuesa, y también un buen maridaje para esta bica es un buen licor café o incluso una cerveza artesana tipo Stout (negra) de unos 8º, cuyo amargor y matices dulces combinan a la perfección con este tipo de bizcochos mantecosos.

Preparación de la masa de pan

  1. La preparación de esta masa es similar a la que uso para la masa de pizza –aunque deben de cambiar las cantidades. Lo conveniente es preparar esta masa de pan varias horas antes, para darle tiempo a crecer, y luego que repose en un lugar templado y oscuro.
  2. He utilizado levadura fresca que he comprado en la panadería del barrio. Sale muy barata, a 1 céntimo el gramo. El mayor problema que tiene es su conservación, ya que en el frigorífico tan solo nos aguantará 2-3 días en condiciones. Cuando la compramos tiene color blanco, muy ligeramente amarillo, y con el paso del tiempo se va poniendo amarillo ocre y de textura dura, momento en el que ya estará inservible.
  3. En un bol metálico grande, ponemos la harina de base, le hacemos un hueco en el centro y vertemos el agua, añadimos la levadura fresca desmenuzada y un pellizco de sal, vamos mezclando con los dedos para incorporar el agua totalmente.
  4. Amasamos todo con la ayuda de las manos y lo pasamos a una tabla de madera con harina espolvoreada encima. Continuamos amasando con movimientos firmes, añadiendo un poco de harina si es necesario (ya nos lo va pidiendo la masa), hasta ir formando una bola homogénea y comprobamos que ya no se nos pega a las manos.
  5. El amasado nos llevará aproximadamente unos 15 minutos. Tapamos la bola obtenida con un paño limpio o film transparente y la dejamos reposar mínimo unas dos horas. Durante este tiempo crecerá de tamaño (aprox. el doble), y sabremos cuando está en su punto cuando presionemos con un dedo y la huella vuelve atrás lentamente.

Preparación de la Bica

Respecto a la manteca de vaca, antes de que me mandéis un montón de mails preguntando os comento que se obtiene a partir de la nata de la leche de vaca, sometida a un batido hasta conseguir una textura como de mantequilla. Puede ser complicada de conseguir en algunos lugares, por lo que en último caso podría sustituirse por mantequilla. Os podéis animar a hacer manteca de vaca casera, hay recetas pululando por ahí.

  1. Partiendo de manteca de vaca comprada (gallega, de la marca Deleitar) la colocamos al baño maría para que se ablande y cuando esté semi-líquida la pasamos a un bol grande y la terminamos de disolver con la ayuda de un tenedor.
  2. La vamos batiendo mientras se le añade poco a poco el azúcar. Seguimos batiendo y añadimos los huevos uno a uno, hasta integrarlos bien con el resto. Añadimos ahora la masa de pan en trozos, poco a poco, y vamos mezclando con un tenedor o varillas metálicas, ayudando a que se deshaga completamente y no queden grumos. Acabada y mezclada la masa, incorporamos ahora la harina poco a poco, que previamente hemos tamizado.
  3. Por último añadimos la ralladura de un limón pequeño, para no pasarnos en el sabor que le pueda transmitir a la bica.
  4. Para hacer este postre he usado un molde metálico de 30×21 cm recubierto de papel de horno.  Precalentamos el molde en el horno a 180º C durante 10 min en la función calor total y vertemos la masa cremosa en el interior. Mezclamos los 50 gr. de azúcar con canela en polvo, y con la ayuda de un pequeño colador, vamos espolvoreando sobre la masa uniformemente.
  5. Horneamos 45-50 min en función de la potencia del horno. Si vemos que en la parte final se tuesta demasiado la parte superior, podemos tapar con papel de horno para controlar el calor que le llega. Como con el resto de bizcochos/bicas, comprobamos con un pincho el punto de elaboración, debe salir seco y sin dificultad.
  6. Retiramos y dejamos enfriar completamente antes de catarla. Es aconsejable hacerla de un día para otro, así cuando la comamos ya habrá enfriado y reposado, y estará realmente deliciosa. Si la preparáis por la tarde, estará perfecta para degustarla en el desayuno del día siguiente.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas